OPINION

Maquinan alianza en Nayarit PRI-PAN-PRD y LPN

Seguirá vigente el viejo adagio de que si no puedes con tus enemigos, únete a ellos, de parte de los partidos para hacerle frente a MORENA, las pláticas rounds de sombra, ya se están dando

Por: guillermo aguirre | 29 DE JULIO, 2020


Algunos que vieron ayer en un conocido restaurante ubicado por el rumbo del mercado Amado Nervo, (Abasolo), a ENRIQUE DIAZ LOPEZ, presidente del PRI estatal y a JUAN GUERRERO, presidente del PAN en Nayarit, desayunando juntos y hablando de temas políticos, se asustaron, o es más apropiada la palabra, se escandalizaron, viendo a dos dirigentes partidistas estatales, dialogando con toda calma y parsimonia. 

Pero debe quedarnos claro que si estos dos personajes se reunieron en un lugar público y en donde iban a ser “cazados”, sorprendidos pues, por la lente de algún teléfono celular o cámara fotográfica, lo hicieron así, precisamente para que se supiera que algo estaban y están tramando, claro, me refiero a algo político que quede claro, de otra forma, ambos personajes, tienen sendos partidos en donde también tienen sendas-valga la repetición de palabra- oficinas, en donde fácilmente y sin la mirada curioso de los comensales y personas que los veían a la pasada, pudieron haberse reunido para platicar de lo que quisieran, no sólo de política, como lo hicieron ayer en su desayuno. 

Ahora bien, les quiero decir que el presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, el licenciado ENRIQUE DIAZ LOPEZ, conoce la realidad del partido que dirige, sabe en donde está parado y sabe lo que les espera no sólo al PRI, sino al resto de institutos políticos en el estado, si no asumen su contexto también, un contexto político en donde encuestas van y encuestas vienen y el partido de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, sigue encabezando tales sondeos que regularmente se hacen cada mes. 

Así que la soberbia no es el camino para vencer a un partido que es jalado por una poderosa máquina diésel, llamada presidencia de la república, y el maquinista se llama, ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR. 

Ante esta circunstancia que estamos seguros que los partidos políticos de todo el país, ven y sienten, saben a la perfección que tienen pocas posibilidades de enfrentar partido contra partido, a MORENA, no es la regla, es decir, tampoco estamos diciendo que obligadamente un instituto político tiene que aliarse a otro, no, pero ocurre que en el caso del 2021, habrá pocas excepciones de partidos que vayan solos, que compitan solos por los puestos de elección popular, eso está más que clarísimo. 

Y es que la teoría del pragmatismo propagada como corriente filosófica  el psicólogo norteamericano  William James, según la cual, el único medio de juzgar la verdad de una doctrina moral, social, religiosa o científica, consiste en considerar sus efectos prácticos, y que en resumen es la tendencia a conceder primacía al valor práctico de las cosas sobre cualquier otro valor, es sin duda la filosofía que pondrán en práctica la mayoría, si no es que todos, los partidos políticos, incluyendo al de momento invencible Movimiento de Regeneración Nacional, mejor conocida como MORENA. 

Y es que miren amigos, la político se convirtió también en una especie de empresa cuyo fin primero y último, es lograr los puestos políticos y públicos para desde ahí servir y desde luego, servirse en determinadas situaciones mercantiles. 

Por eso retorno al comentario inicial, aquellos que se asustaron al ver a ENRIQUE DIAZ LOPEZ Y JUAN GUERRERO, dirigentes estatales del PRI y PAN, respectivamente, olvidaron que en el negocio de la política, o en la empresa llamada política, también se valen las sociedades en determinados momentos, sobre todo cuando las acciones de un partido, están muy bajas, tan bajas que por ejemplo apenas ganan por el voto directo, una diputación federal de las 300 en disputa. 

Da ahí la reunión que sostuvieron ayer, PRI Y PAN, si concedemos que ENRIQUE DIAZ y JUAN GUERRERO, representan a la militancia de cada uno de estos institutos mencionados. 

Por otra parte, tampoco es esto para rasgarnos las vestiduras y asustarnos, en todo el país, se están moviendo las caras de “emojis”, amables y sonrientes, los respectivos líderes de instituciones políticas, para cerrar negociaciones rumbo a las elecciones más grandes que ha tenido el país, que son las del 2021. 

Tan sólo por citar algunos, en Morelos, el PRI y MORENA, están intentando llegar a acuerdos; mientras que aquí a sólo dos horas y media de Tepic, en el vecino estado de Jalisco, en donde MORENA, no tiene muchas simpatías, como se vio en  la elección pasada, en donde el candidato del Movimiento Ciudadano, ENRIQUE ALFARO, les ganó con plena facilidad; bueno pues ahí en el estado vecino de Jalisco, el PRI, dice que está dispuesto a aliarse con MORENA, para lograr mejores resultados en el 2021. Fíjense lo que es el pragmatismo, que el PRI, esté dispuesto a aliarse con quien fue su verdugo en la elección nacional del 2018, habla de que son tiempos de negociaciones, o dicho de otra manera, de hacer negocios políticos solamente. 

Ahora sigamos con Nayarit, en donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI)  ya tiene su ratito tejiendo finito, finito, para que no se note, y desde la semana pasada, se sentó a la mesa de negociaciones con el nuevo partido político llamado “Levántate para Nayarit” para definir una posible estrategia que impida la violación a la autonomía legislativa al momento de atender y aprobar reformas a la Ley Electoral, misma que se convertiría en el primer paso para confirmar una alianza  de cara al proceso electoral del 2021, pero eso aún está en el aire. 

Fue precisamente el miércoles pasado, cuando el presidente estatal del PRI tuvo un desayuno con la señora Águeda Galicia, líder moral y dueña del partido LPN (Levántate Para Nayarit)  y dirigente estatal del SUTSEM,  y Diego Calderón, que es el presidente del Comité Estatal de Levántate para Nayarit, al igual que con el presidente del PAN, aquí fue un desayuno digamos como en el box, para conocerse, para fintearse y ver las posibilidades y debilidades del adversario, para hacerlo aliado o no. 

En el caso de LPN, dice ENRIQUE DIAZ, que es un partido político local y pues fue un dialogo cordial, ya que a LPN, le interesan mucho los tema de la Reforma Electoral, mientras que al PRI, le interesa ver en qué pueden hacer causa común, primero en la Reforma Electoral y hablando también sobre las elecciones del  2021 para ver si se puede tener algún tipo de coincidencias el próximo año, ustedes ya saben que esta palabra de “ver si pueden tener coincidencias”, no es otra cosa más que ver si se pueden aliar. 

Ahora bien, y antes de concluir este comentario de hoy, ustedes se preguntarán que en dónde aparece el PRD, en esta probable alianza, porque no se ve por ningún lado a su dirigente, dialogando con JUAN GUERRERO y ENRIQUE DIAZ, pero pues esto no es necesario, el PRD, desde antes de esta plática de ayer, ya había hecho insinuaciones de posibles alianzas con el PAN, para lograr de nuevo triunfos como los del 2017, y miren que en estos momentos y dada las circunstancias políticas que vive Nayarit, y el país también, el PRD, es de los partidos que menos posibilidades tienen en estos momentos de ir solos y ganar, cuando menos no en Nayarit, en donde viejos grupos hicieron enfrentamientos internos mortales, dejando a un Partido de la Revolución Democrática, muy agujereado, muy debilitado, y lo peor, con pocos personajes que le garanticen el triunfo en los municipios, ya no digamos a niveles más altos, como lo son los diputados federales, y gobernadores. Si no puedes con tus enemigos, únete a ellos, reza el viejo refrán, y estos partidos que seguirán siendo adversarios en la arena política, hoy tienen que unir fuerzas, si desean sobrevivir y quedarse con algo, ¿o no?...hasta mañana 

1593408338-165-1

Relacionado

Compartir: