RADIO NAYARIT EN VIVO

PODER JUDICIAL EN MÉXICO, EL MÁS CARO DEL MUNDO Y EL MÁS CORROMPIDO DE LA REPÚBLICA

SCJN es la de menor productividad y únicamente el 25% de su plantilla laboral es la que atiende funciones sustantivas: dip. Gerardo Fernández Noroña

pt noroña
COMPARTE:

Durante la sesión ordinaria, en la Agenda Política, relativa a los recursos de los Fideicomisos del Poder Judicial de la Federación para Guerrero, el diputado federal, Gerardo Fernández Noroña, aseguró que, luego de que la ministra presidenta, Norma Piña, aceptara que los 15 mil millones de pesos de fideicomisos se destinaran a los damnificados por el huracán Otis, el discurso, argumentos y mentiras de la derecha se vinieron abajo.

Al respecto, el vicecoordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT), reprochó que la oposición siga defendiendo a esta Corte, el Poder más caro del mundo y el más corrompido de la República y el último reducto del poder conservador; además de poseer miles de millones de pesos que son del pueblo y que los usan para mantener sus privilegios como sus sueldos, los más altos a nivel mundial.

“Protegen a los corruptos. Un juez, un oscuro juez federal, le da un amparo al propio Poder Judicial, son juez y parte. Tamaña desvergüenza. Vinieron a tribuna a arroparse en que estaban preocupados por los damnificados de Guerrero, que no había ningún centavo. ¡15 mil millones! Y no dicen nada”, denunció.

Aunado a lo anterior, el congresista por la Ciudad de México, detalló que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es la de menor productividad, entre asuntos recibidos y resueltos, frente a otras cortes del mundo; tiene tres mil 116 funcionarios de los cuales, el 75 por ciento es personal administrativo y únicamente el 25 por ciento atiende funciones sustantivas.

“Se venden al mejor postor, no les basta ser la Corte más cara del mundo, son una pandilla de corruptos.

En vez de estar del lado del pueblo, están del lado de los corruptos, de los vende patrias, de los traidores a los intereses de la patria y, sobre todo de quienes, en vez de impartir justicia, venden sus sentencias y se amparan a sí mismos, a pesar de ser la Corte más cara del mundo”, concluyó.

TEMAS RELACIONADOS:

TEMAS RELACIONADOS