RADIO NAYARIT EN VIVO

EL ÁNGEL CAÍDO

alba cristal
Hace apenas un año, el futuro político de la diputada Alba Cristal Espinoza era por demás promisorio. Su nombre era mencionado con insistencia cuando se hablaba de las elecciones intermedias del 2024, primero como candidata natural a la presidencia municipal de Compostela, luego como eventual candidata al senado y, desde hace unos meses, surgió la percepción de que el gobernador Miguel Ángel Navarro la estaba impulsando para la alcaldía de Tepic. Todo parecía indicar que la joven política sería una de las cartas más fuertes de MORENA para la sucesión del 2027… pero algo ocurrió.
 
Igual que en la parábola bíblica, donde Lucifer era uno de los ángeles favoritos de Dios y, después de revelarse contra el todopoderoso, terminó desterrado en los infiernos, así la diputada Alba Cristal era considerada por el gobernador Navarro uno de sus cuadros políticos más cercanos y con quien mayor compromiso tenía. Era de conocimiento general que la historia familiar de la legisladora había conmovido al mandatario, quien sabe muy bien lo que es crecer sin un padre y asumió él mismo, de alguna manera, ese rol con la bella legisladora protegiéndola no sólo por ser la titular de uno de los poderes en el estado, sino por el afecto que sintió por la joven.
 
Fotografías donde le permitía sentarse en la silla del gobernador a la hora de tomar fotografías oficiales durante reuniones con sectores sociales constituían un simbolismo de esos a los que el doctor es muy asiduo. Se supo que hubo mesas de diálogo en las que intervino el propio gobernador, para apagar fuegos que la soberbia y prepotencia de la muchacha encendieron con otros legisladores de su propia bancada y esta protección parecía tener como destino la instalación de Alba Cristal en la presidencia municipal de Tepic, más que como un trampolín para la elección del 27 -donde el verdadero delfín del gobernador, es Elizabeth López Blanco, la funcionaria más cercana a sus afectos- como un dique de contención hacia Geraldine Ponce y sus aspiraciones por la alcanzar gubernatura.
 
Hubo, sin embargo, un punto de inflexión. Un momento donde el doctor dejó de considerar como una posibilidad a la diputada que, como si fuera plomo, cayó de la gracia del mandatario, lo que también ha sido notorio. La estructura del gobierno estatal se ha volcado para apoyar a López Blanco en su aspiración por ser la próxima presidenta municipal y Alba ha quedado descobijada, sabedora de que no podrá conseguir una candidatura que el gobernador ya tiene destinada para otra mujer. Tampoco puede ir al senado, donde por gracia de Claudia Sheinbaum será Geraldine Ponce -la némesis de Alba Cristal- la que encabece la fórmula al senado y la segunda posición está destinada para uno de los partidos aliados, posiblemente Jasmine Bugarín, del verde ecologista.
 
La diputada no entendió a tiempo que debía ser ella quien trazara su propia ruta desde el principio, no permitirse convertirse en un alfil del gobernador. Debió verse reflejada en el espejo de Margarita Flores, que, sin Roberto Sandoval, perdió todo peso político. Hoy en día, los diputados de su bancada promocionan a Elizabeth López Blanco como candidata a Tepic en un intento desesperado de no perder ellos mismos su nominación a alcaldes; Pablo Montoya y Juanita González, los diputados más fieles a Alba Cristal, no tienen el menor peso político ni pueden garantizarle operación política territorial, por lo que son obsoletos, sin mencionar que su lealtad está en la misma repisa que los centavos y la impunidad. En territorio, nunca generó estructuras eficientes que se identificaran con ella y apenas desplegó a unos cuantos amigos sin mayor experiencia ni arrastre. Su intento por figurar en las encuestas se reduce a brigadas en colonias en las que ella nunca está presente. En las encuestas propias del equipo de la diputada se ha resaltado una realidad: en Tepic es una desconocida y quienes la conocen, tienen de ella una mala percepción.
 
El futuro político de Alba, además de alguna posición menor, parece limitarse ver cómo hacen campaña Geraldine Ponce al senado y Elizabeth López Blanco a la alcaldía de Tepic, esperando para ella mejores tiempos.

ETIQUETAS:

ETIQUETAS:

NOTA ROJA