RADIO NAYARIT EN VIVO

EL MAESTRO CAUSA EJEMPLAR DE LA EDUCACIÓN

COMPARTE:

Un gran educador expreso en una ocasión que un País será la imagen de lo que sea su Educación, frase que se extrapola adaptándose a nuestra patria diciendo “México será lo que sea su Educación”,  entendiendo así a  la Educación en su aspecto metafísico como un accidente de cualidad del ser humano, cualidad que permite desarrollar las potencias del individuo de una manera armónica y determinada para llevarlo a un estado superior que es el estado de virtud.

Y este desarrollo armónico de todas sus potencias que van más allá del simple conocimiento, de la adquisición de información o dominio de una técnica; son provocados por la voluntad del estudiante mismo que al unirla con su inteligencia lo convierten en causa material y causa eficiente de la Educación, proceso que quedaría pendiente sin una causa ejemplar tal como lo mencionara Aristóteles en su etiología de las causas del ser.

Para nadie es desconocido que después de los padres, es el maestro quien más ascendencia tiene sobre el niño y el joven, porque se sabe que su ejemplo marcará para siempre la conducta y la buena voluntad de sus alumnos.

Por esta razón, la profesión de maestro es un verdadero apostolado de enseñanza donde desde un inicio se fincan todas las esperanzas que uno haya podido obtener en las aulas con los ejemplos de sus profesores, sabedores de que el educar es algo así como sacar de la nada; es punto menos que crear, cuando no es sacar del sueño y del sopor las facultades aun dormidas, es en concreto: Dar vida a la existencia todavía imperfecta.

Conforme el maestro va desarrollando su actividad, se va dando cuenta que la tarea no es ligera, que en ocasiones la ingratitud hace tambalear, el desánimo y la desesperación se abrazan cual acoso desorientador, pero al igual surge siempre una fuerza superior que lo impulsa a seguir adelante, esta fuerza no es otra cosa que la fe en la misión que la vocación de enseñar le ha dado.

Su dedicación siempre estará orientada a llenar ese vacío intelectual que todos poseemos, transmitirá los conceptos rectos sobre las cosas y la vida, con una voluntad siempre orientada a la consecución del fin último de nuestro ser generando así en el alma de sus educandos las semillas del bien, con raíces aferradas a una personalidad integral, humana y solidaria.

La labor del docente ha transitado por diversos caminos y adaptaciones hoy se lucha contra tendencias que van en detrimento de la autoridad, el respeto, la obediencia, donde la tecnología pareciese que intenta desplazar la figura del maestro del aula de clase, es ahí donde el maestro tiene un reto más, un reto que lo lleva a mantener su decisión de encaminar a sus alumnos hacia los valores trascendentes y perenes, en convertir la tecnología en un instrumento que favorezca la pedagogía como herramienta que agilice y facilite su tarea, pero no para sustituir a aquel que tiene sueños y aspira a dar a sus alumnos una formación cabal que los enliste en las filas  de quienes desean hacer algo grande por su patria.

Que hermoso es contemplar a un maestro que ha culminado su misión, después de toda una vida de entrega ininterrumpida, cuando se da cuenta al volver su cabeza que todo el camino andado con esfuerzo y dedicación no fue en vano, porque en él ha quedado plasmado el sello de su experiencia.

Se dará cuenta que sus tristezas se pagaron con un mayor número de alegrías, que las ingratitudes  o terquedades se borraron con aquel alumno que en forma sincera se despidió, o lo vuelve a encontrar con un cálido: ¡Gracias Maestro!

Grandes hombres y mujeres son todos aquellos que han visto pasar generaciones con un dejo de nostalgia por los que se han ido, y que han recibido con los mismos sueños y energías a las nuevas generaciones que llegan a sus aulas.

Por eso hoy sabemos que la Educación de Nayarit puede tomar un rumbo diferente con el compromiso de todos los docentes que día a día siembran en sus alumnos la semilla del saber y que con constancia y trabajo los frutos se distinguirán.

“Brindo dijo un profesor:

Por la pizarra y por la tiza.

Por mi sueldo que da risa.

Siendo un gran educador,

Los momentos de dolor,

Y de trágicos apuros.

Yo lo borro con lo más puro,

Que es la risa de la infancia,

Porque tengo la ganancia,

De estar sembrando el futuro “   Anónimo

ETIQUETAS:

ETIQUETAS: