Valeria López Robles, después del certamen en Los Ángeles

La paisana que labora en la NASA, ahora Embajadora de Nayarit en California

*Por más consejos que te den, hay lecciones que solo se aprenden a base de y tropiezos para salir adelante, gallarda y altiva, como dice el Corrido de Nayarit.

“Soy de un estado que está llamado a ser una entidad de progreso al contar con tierras fértiles, abundantes mares, ríos y lagunas, cuya producción agrícola y marítima se refleja en la calidad de su café, aguacate, tabaco, yaca, mango así como pescados y mariscos que dan como resultado una cocina regional incomparable que unida al mosaico cultural de los 4 pueblos originarios y el mestizo, son la plataforma ideal para conquistar al turismo mundial, dice Valeria en cada entrevista que le realizan en la Unión Americana, convirtiéndola en una embajadora natural de nuestro estado.

Su familia como muchas otras, se desplazó al vecino país del teniendo como única opción, la migración. Allá tuvo que aprender el idioma y abrir las puertas de las escuelas donde acuden las hijas e hijos de los migrantes. Ahí sintió acoso estudiantil, confiesa Valeria quien se concentró en su sueño. “La vida te pone obstáculos, los límites, una misma y así llego al Proyecto Marte 2020 que dirige la NASA”, opina la joven de 23 años, nacida en Tepic, Nayarit.

“Sería muy cómodo quedarme donde estoy. Tengo la justificación perfecta, para ya no hacer nada, para ya no buscar y no crecer. Sin embargo, decidí arriesgarme y vivir, mi otra aspiración que es participar en los concursos de belleza o como modelo en desfiles de moda”, dice quien a pesar de haber tropezado en la pasarela, se sobrepuso y logró pasar entre las finalistas donde dejó ver su seguridad frente al micrófono y a las cámaras con un discurso muy ovacionado por la asistencia, reconocido por el Jurado y medios de comunicación.

Mancuerna de nayaritas

Como dijera uno de mis autores, el escritor y poeta uruguayo, Mario Benedetti: “La gloria no consiste en no caer nunca, sino levantarse las veces que sea necesario”, dice Valeria López Robles, quien lució un vestido del diseñador y fashionista Eruvey Tapia, a quien siempre se le vio apoyando a su paisana.

“Soy una joven de origen nayarita, hija de una familia desplazada que trajo consigo, sus valores. Soy producto de la cultura del esfuerzo, una representante de las mujeres migrantes empoderadas y una persona que desea convertirse un ejemplo para las niñas, jóvenes y mujeres que todos los días, luchan desde la escuela, en la fábrica, en un sindicato, en el deporte, en la empresa, en la ciencia, en el arte, en el activismo comunitario, en su hogar o en la política”, expresó agradecida por la solidaridad y cariño en Mexicana Universal Los Angeles.

¡A seguirle la huella a esta joven que destaca en la ciencia y por su belleza!

TAGS:

TAGS:

LO ÚLTIMO