RADIO NAYARIT EN VIVO

“Tengo una segunda oportunidad de vivir”: Una increíble historia en la Moctezuma

El pasado 12 de noviembre una vida se apagó en la vivienda de la calle Adolfo López Mateos, después de unos meses un hombre afirma volver a nacer tras salvarse del derrumbe del mismo hogar.

COMPARTE:

DIOS LE BRINDÓ UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA VIVIR… El reloj marcaba las 7:00 de la mañana cuando César Márquez Moisés Castillo, quien desde hace más de 15 años se dedica a la obra, se encontraba realizando trabajos de demolición en una vivienda en la colonia Moctezuma de la capital nayarita.

Desde hace más de dos meses llegó como “chalán” a la finca marcada con el número 46, de la calle Adolfo López Mateos, donde la consigna era derribar la vivienda, al paso de los días se convirtió en encargado de la obra quien durante las 24 horas del día comía, dormía y cuidaba el domicilio, ya que, hasta la fecha, la calle era su casa.

Por órdenes de los patrones César no permitía el ingreso de ninguna persona en su interior, el día de hoy fue diferente, como todos los días al despertar inició con su trabajo de derribar poco a poco la vivienda, él sabía que al demoler por completo lo que un momento fue su refugio, iba a terminar.

Cerca de las nueve horas con 27 minutos del día viernes 21 de enero, se encontraba en medio de la primera planta de dos con la que cuenta la vivienda, cuando un crujir, un estallido y un temblor se le vino la casa encima en 10 segundos.

Moisés Castillo manifestó que al escuchar el ruido sintió un fuerte aire sobre él y al abrir los ojos se encontraba a tres metros de distancia de donde todo quedó en escombro: “vecinos del lugar me gritaban, me gritaban, no veían nada, yo quede aturdido no escuche nada, no pude contestar, solo desperté con el polvo sobre mí, mi DIOS me salvó”, dijo Moisés.

Ante la mirada de los vecinos, César salió caminando de atrás de los escombros, afortunadamente sin ninguna lesión: “solamente con el susto de haber quedado atrapado debajo de lo que un día fue mi trabajo y mi casa temporal, pero aquí sigo aún con vida y con ganas de vivir”.

César Márquez Moisés Castillo, de 46 años de edad manifestó que no tiene nada, pero hoy lo tiene todo: “porque gracias a Dios tengo una segunda oportunidad de vivir”.

La finca en cuestión el pasado 12 de noviembre fue localizado el cuerpo sin vida de una persona de sexo masculino en avanzado estado de descomposición mismo que fue identificado por los familiares como Raúl Rivera Ochoa de 58 años de edad.

ETIQUETAS:

ETIQUETAS: