RADIO NAYARIT EN VIVO

Apoya Juan Echeagaray a quienes más lo necesitan

El Secretario General del Gobierno del Estado fue abordado por una mujer que en tono desesperado pedía ayuda para continuar con su negocio de venta de alimentos.

COMPARTE:
Author picture

Ante la necesidad de rellenar un cilindro de gas para darle continuidad a la venta de alimentos, la señora María Teresa Arreola Carrillo vecina de la colonia Independencia hizo un lado su orgullo y al tenerlo a la vista se acercó con el Secretario General de Gobierno Juan Antonio Echeagaray Becerra para solicitarle un apoyo económico.

Acto seguido, Juan Antonio Echeagaray la tomó del brazo, escuchó con atención su petición y enseguida el Secretario General de Gobierno sacó su cartera y le ofreció a la mujer cierta cantidad de dinero: “yo la voy a ayudar, la voy a apoyar con mi dinero, este dinero es de mi cartera, no es del gobierno”, aclaró.

Ante la nobleza y generosidad del abogado Juan Antonio Echeagaray Becerra, la señora Arreola Carrillo soltó el llanto y agradeció la ayuda del Secretario General de Gobierno y expresó: “me da sentimiento, yo no tengo los medios para salir adelante y le agradezco su ayuda”.

En respuesta, Juan Antonio Echeagaray Becerra le dijo: “no lloré, compre su gas y sus galletitas, siga adelante con la venta de sus alimentos, no hay nada que agradecer, la ayudo con gusto para que siga adelante con sus ventas”, expresó el funcionario del Gobierno de Miguel Ángel Navarro Quintero.

Más tarde y en entrevista la señora María Teresa Arreola Carrillo, reveló que se dedica  a vender comida casa por casa: “pero desde hace tiempo que nos quedamos sin dinero para surtir, por eso me arrime con el señor Antonio Echegaray para pedirle una ayuda, hice a un lado mi vergüenza y me arrime a pedirle, me da pena andar pidiendo, pero al verme en la situación que estoy hago a lado mis vergüenzas porque la necesidad me hizo pedirle al señor Juan Antonio Echegaray  y pues gracias a Dios me ayudó y ahora ya tenemos para surtir, yo me dedico a vender comida, llevo los pedidos a la colonia  San Juan y en donde me pidan y gracias a Dios ya tenemos para empezar de nuevo con el negocio, muchas gracias señor Antonio Echeagaray, eternamente agradecida”, puntualizó la señora María Teresa Arreola Carrillo.

TEMAS RELACIONADOS:

TEMAS RELACIONADOS