RADIO NAYARIT EN VIVO

Mejor que el Silencio: Solo por OnlyFans

OnlyFans, ¿El sitio “perfecto” para generar ganancias durante la pandemia, o solo un instrumento más para la explotación sexual?

COMPARTE:
Author picture

Con un origen situado en el 2016 la red social OnlyFans surgió como un punto de encuentro entre “artistas” y fans por una módica suscripción mensual, en donde ofrecerían contenido “exclusivo” para conectarse con estos, pero todo cambió en el 2020 con el inicio de la pandemia; pues muchas industrias fueron paralizadas por el brote del virus SARS-CoV-2.

La industria fílmica, especialmente la creadora de contenido para adultos, fue una de las más golpeadas; los actores de esta industria al no poder generar nuevos ingresos, se volcaron a buscar alternativas, una de ellas fue OnlyFans, pero, ¿A qué se debió que esta “red Social” desbancará a los “grandes” de la industria de videos para adultos?, sencillo, la plataforma solo “cobra” el 20% de lo que genere el creador de contenido, a diferencia de las plataformas como PornHub que cobra el 35%; hoy en día algunos generadores de contenido tienen un promedio de ganancias mensuales alrededor de los 3.500 dólares; las ganancias atrajeron a más personas que se vieron afectadas por la pérdida de empleos por la pandemia, estudiantes, amas de casa, maestros, modelos; todo para “amortiguar” la situación económica y generar ingresos a cambio de mostrar su intimidad.

Con esto se “democratizó la pornografía” y abrió la puerta a que muchas de las trabajadoras de esta industria y mujeres “comunes” además de ser dueñas de sus contenidos, les da la oportunidad de ser ellas mismas las que elijan como mercadearla a través de sus redes sociales en las cuales tienen miles, millones de seguidores dispuestos a pagar por tener contenido único y sobre todo los ingresos llegan netos y sin intermediarios.

El boom fue innegable, pues con todas las producciones cinematográficas, para adultos o de otro tipo, cerradas durante la pandemia y millones de personas “atrapadas en casa”, el negocio de OnlyFans se disparó. En noviembre de 2020, OnlyFans registró ingresos de 400 millones de dólares, 540% más que el año anterior; el número de usuarios se quintuplicó y eso convirtió a Leonid Radvinsky, su creador, en un nuevo multimillonario, valorado en unos 1,800 millones de dólares.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, ya que, como toda la industria de entretenimiento para adultos, tiene un lado “oscuro”, pues no están libres de cuestionamientos por permitir que en su sitio web se suban videos de violaciones, explotación sexual y pornografía infantil como en otros sitios; además los controles de edad no son tan estrictos para webs de esta índole, eso da pie a que menores de edad por querer ganar “dinero fácil” se suscriban o sean instrumentalizados por adultos que buscan lucrar con la sexualidad de estos.

 Algo de esto se muestra en el documental Nudes4Sale, de la cadena británica BBC, que se dedicó a analizar en un día 7.728 perfiles, en los cuales descubrieron que un tercio de ellos pertenecían a menores de edad, esto sin duda prende las alarmas de cualquier padre, pues no existe una legislación clara que regule este tipo de plataformas de internet, ya que es un fenómeno global.

Por esa razón OnlyFans busca regresar a su idea primigenia y volverse en un sitio más apto para todo público, convertirse en una plataforma mainstream y reducir su reputación pornográfica; y al parecer, con el ingreso del boxeador Floyd Mayweather a los creadores de contenido, ven una veta madre en potencia, ya que el CEO de OnlyFans, Tim Stokely admitió  en un reporte  de Bloomberg que “los atletas son un género de creadores en el que hemos observado un gran crecimiento” y no es para tanto ya que al darse de alta Mayweather en junio de este año generó miles de seguidores, lo que se traduce a miles de dólares de ingresos tanto para la plataforma como el boxeador.

Sin embargo, OnlyFans sigue creciendo y tomando un lugar importante dentro de las conversaciones entre internautas; sea por convertirse en un sitio alterno para generar ganancias o un lugar ideal para obtener contenido sexual “exclusivo”; ¿Cuánto vale tu intimidad?, la decisión final, siempre recae en el usuario.

TEMAS RELACIONADOS:

TEMAS RELACIONADOS