Curiosidades

3 riesgos de los garrafones de agua

Por: Julio Alejo | 25 DE ABRIL, 2022


El agua pura es uno de esos elementos que no pueden faltar en cualquier hogar, es vital para hidratarse y para cocinar, por ello, no es sencillo prescindir del uso de los garrafones de agua.

Esta es la opción más utilizada desde hace años y es que cada garrafón puede contener hasta 19 litros de agua pura, misma que, dependiendo de la cantidad de habitantes puede durar de 7 a 15 días, por ejemplo, sin embargo, quizá no conocías estos datos sobre el uso de los garrafones.

Riesgo ambiental

El primer y más lógica desventaja de los garrafones es la contaminación ambiental que producen, estos están elaborados de plástico, para su creación se necesitaron de varios miles de litros de agua y aunque son reutilizados, la realidad es que muchos terminan destruidos en contacto directo con el ambiente y generando una contaminación que podría resultar peligrosa.

Muchas personas cometen el error de almacenar otros líquidos en los garrafones, como detergentes, gasolinas, solventes, etc, esto afecta la composición del plástico y lo contamina, no se puede utilizar de nuevo para almacenar agua.

Según muestra un estudio de la Organización Mundial de la Salud, el 85% de los residuos que llegan a los océanos son de plástico y se estima que para el año 2040 habrá entre 23 a 37 millones de toneladas de plástico al año en los océanos.

Los microplásticos se han convertido también en una problemática grave ya que la fauna de los océanos la consumen sin intención y, a su vez, estas especies al ser capturadas para su consumo por humanos tienen dentro de ellas estos plásticos, pudiendo resultar nocivos para las personas.

Riesgo sanitario

De acuerdo a un estudio del Instituto Politécnico Nacional, el agua de garrafones y embotellada podría contener presencia incluso de material fecal, hasta 30% de los contenedores dieron positivo a microbacterias no tuberculosas, el 41% excede el máximo permitido de bacterias aeróbicas y el 41.4% de las purificadoras no cumplieron con los estándares establecidos. 

Además, el plástico cuando se reutiliza por demasiado tiempo despide elementos nocivos como BPA, este es un químico indispensable para darle estabilidad al contenedor de plástico, por ello todos los productos hechos de plástico tienen este elemento.

El agua utilizada por las embotelladoras es agua potable, pero el proceso de purificación puede tener deficiencias, por ello contar con un purificador de agua en casa puede ser la solución ideal para siempre tener agua segura para su consumo humano.

Los purificadores de agua utilizan elementos que vienen de la naturaleza, como el carbón activado y también químicos que pueden purificar una gran cantidad de agua potable, como es la plata coloidal.

Mediante un proceso de filtrado, estos purificadores pueden eliminar los contaminantes del agua potable, incluso aquella que tiene presencia de metales pesados, mismos que son altamente venenosos para los humanos.

Riesgo físico

Los garrafones de agua son pesados, el estándar de su capacidad y cómo son producidos equivale a 19 litros, si tomamos en cuenta que muchas personas viven en unidades habitacionales o departamentos y deben subir escaleras, la realidad es que estos contenedores también representan un peligro a la integridad física.

En los hogares en los que hay niños pequeños también resulta peligroso tener un garrafón de agua lleno pues si este cae sobre ellos podría generar lesiones graves.

Los purificadores de agua al instalarse en debajo o sobre la tarja y al estar conectados al suministro de agua potable del hogar, no representan peligro pues no necesitan moverse de un lado a otro y el agua pura saldrá sin problemas del grifo de la cocina, dejando libre también un espacio considerable en la cocina que antes utilizaba un garrafón.

Así pues, los beneficios superan al miedo que quizá algunas personas podrían tener de probar un producto como este, al momento de utilizar un purificador, muchos usuarios deciden no regresar al uso de garrafones.


Lo mas visto