Incendio en Coppel, un expediente bajo llave

09 DE NOVIEMBRE, 2011

Tras casi un año de la tragedia, sus familiares no tienen información de las investigaciones realizadas por la PGJE
Cortesía: EL Debate

Culiacán, Sin.- No duerme pero tiene pesadillas. Imagina la piel de su hija quemándose por las llamas del fuego, el humo sofocando sus gritos que claman auxilio, sus brazos extendidos buscando el refugio de sus cinco compañeras de trabajo.

Piensa en la vulnerabilidad de su cuerpo, incapaz de luchar contra la lumbre desprendida por la ropa, aparatos electrodomésticos y accesorios encendidos que emiten gases tóxicos y, lentamente, acaban con el aire puro e invaden sus vías respiratorias.

Blanca no descansa por estar hilando los últimos minutos de la vida de su hija Claudia Janeth Bernal Delgado, una de las seis mujeres que murieron en el incendio de la tienda Coppel Hidalgo, el 9 de noviembre de 2010.

Es una noche más de desvelo, de reclamar a su Dios por haberse olvidado de aquella alma tan indefensa, secuestrada por el siniestro en el segundo piso de un edificio con puertas obstaculizadas por cortinas de metal y custodiadas con candados.

Cerrojos cuyas llaves son un misterio a los 12 meses de la tragedia, sin que las autoridades informen sobre un avance diminuto, algún detalle que regrese la tranquilidad a Blanca, al menos uno.

"Ahorita ya no se puede confiar en la justicia. Ya no", reitera y agacha su mirada, que extravió la fe.

¿No cree que den con los responsables? Porque recientemente el gobernador Mario López Valdez decía que iba a haber avances...

—Pues eso espero, ojalá que haga su trabajo bien. Eso estoy esperando; a ver qué sale.

Pero ya es un año...

—Ya es bastante. Me imagino que este caso va a quedar olvidado cualquier ratito.

A su espalda, en la esquina de la sala, está un pequeño altar: cuatro retratos que captan la sonrisa de Claudia Janeth. Desde ahí, Blanca cuestiona a su Dios con un tono más fuerte, con la intensidad de un corazón desgajándose en lágrimas, con el dolor de una madre que guarda luto a su hija.

"Es mi tortura saber qué es lo que pasó. Pero ¿qué tan lejos puedo llegar? Es mi pregunta: ¿qué pasó?, ¿qué fue lo que ocasionó el incendio?", repite una infinidad de veces.

Entonces, recapitula los temores de la joven de 24 años cuando visitaba esa tienda, que supuestamente no contaba con las medidas de seguridad.

"Era uno de los temores de mi hija, y cuando se estaba quemando yo estuve enfrente (viendo) los candados puestos", expone.

"No tenía salidas, alarmas contra incendios; nada tenía", asegura.

>La ausencia de una madre. Sebastián, el hijo menor de Claudia Janeth, corre hasta el altar. Extiende sus pequeños brazos y toma entre sus manitas el retrato azul. Contempla un rostro que presume su sonrisa radiante. A un año y cinco meses desconoce que la muerte le arrebató el amamanto de su madre a los 45 días de nacido. Pero reclama su presencia con sonidos incomprensibles.

A Daniel, el otro niño, de 5 años, la noticia lo tomó por sorpresa, el 2 de noviembre, en su primera visita al cementerio. Ya tenía 11 meses esperando que su mamá regresara a casa, tal como su abuela lo había prometido, pero le falló esta vez.

"Daniel me pregunta a cada instante, a cada paso que damos me pregunta por ella. De hecho a él le habíamos tratado de decir que su mamá estaba en el cielo, no le habíamos dicho que estaba muerta...

"(Pregunta Daniel): Entonces quiere decir que yo ya nunca voy a volver a ver a mi mamita; (Blanca): No, mi amor; (Daniel): Pero yo extraño su voz", cuenta. "Entonces, yo (Blanca) saco un celular donde traigo la grabada a ella y se la pongo; y a cada instante, a cada segundo quiere que se la esté poniendo. Es estar reviviendo esto, y tengo que hacerlo junto con él", continúa.

>Calle enlutada. Blanca recibe una pensión de 2 mil pesos quincenales, una despensa mensual que concluirá este mes, el pago de la colegiatura y uniformes de Daniel, y recibirá una casa por parte del corporativo Coppel, enuncia.

Sin embargo, su mirada muestra cansancio acumulado por una lucha interna en la que invierte sus esfuerzos, en un intento por responder las dudas que asaltan su sueño cada noche.

La pesadilla se revive al pasar frente a la tienda Coppel Hidalgo. Cada vez que visita el centro de la ciudad, Blanca siente la necesidad de caminar por la calle enlutada por una desgracia que pretende ser ocultada con una lona negra; que intenta ser desaparecida con el derrumbe del edificio. Decisión tomada después de que algunos peritos realizaban investigaciones inútiles que no señalan a los responsables del fallecimiento de seis madres ilusionadas de acompañar a sus hijos en su graduación; de indagaciones lentas de un incendio que dejó a nueve niños sin festejo de Día de Madres por el resto de sus vidas.

"Nunca me imaginé ir este año con mi hija. Andar haciendo yo misma los preparativos para el Día de Muertos es algo muy difícil, muy duro, muy pesado", expresa.

Con el rostro entre lágrimas, Blanca sólo anhela conseguir paz para continuar su vida al lado de sus hijos menores: Mario Alberto y Brianda Pamela, de 24 y 16 años, respectivamente. Y sobre todo para educar a sus dos nietos.

>Un dolor en silencio. Ese dolor también lo comprende Ricardo. Por ello, a los pocos días de la tragedia, salió de casa en búsqueda de una explicación de la muerte de su madre, Rosa Imelda. Llegó al lugar incendiado con la intención de rastrear alguna de sus pertenencias entre las cenizas. Pero no logró evadir los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado. Lo echaron.

Desde aquel día no visita más la calle Hidalgo, como el resto de su familia. Su papá, sus hermanos, Clarissa, Rosa Cristina y Guadalupe, se niegan a recordar ese día fúnebre para los culiacanenses. En la mesa, al hablar sobre sus vivencias diarias, el nombre de su mamá nunca se pronuncia. Es algo prohibido, un dolor en silencio.

"Era quien siempre estaba con nosotros si nos enfermábamos. No había cosa que nosotros hiciéramos solos, ella siempre estaba; e imagínese que de un día para otro ya no esté ella, y aunque la ocupe uno, ya no va a estar. Sí es un poco difícil", expresa el joven con voz quebrada.

"Es mi tortura saber qué fue lo que pasó. Pero ¿qué tan lejos puedo llegar?; ¿qué pasó?, ¿qué fue lo que ocasionó el incendio?"

Blanca Delgado

Madre de Claudia Janeth

Edad: 41 años.

Ocupación: Empleada doméstica. Actualmente se dedica al cuidado de sus nietos Sebastián y Daniel.

Sebastián

Edad: 1 año.

Daniel

Edad: 5 años.

Ricardo Benítez

Hijo de Rosa Imelda Félix Gamboa

Edad. 21 años.

Ocupación: Empleado; busca ingresar a la Facultad de Agronomía.

Hermanos:

Clarissa del Carmen

Edad: 10 años.

Rosa Cristina

Edad: 17 años.

Guadalupe

Edad: 18 años.

Rosa Cristina

Edad: 17 años.

Cuestión de días, resolución de tienda Coppel: Procurador

Expediente

Están integrando averiguación


En cuestión de días se emitirá una resolución por las negligencias del incendio en la tienda Coppel Hidalgo, aseveró Marco Antonio Higuera Gómez. El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado aseguró que "ese asunto ya está en manos de un juez, es cuestión de días". Aunque no confirmó fecha para entregarle a un juez los elementos necesarios para que este emita una orden de aprehensión, el procurador general explicó que se está examinando el proyecto de resolución, el cual se encuentra con buenos avances. "No busco tiempos, sólo que quede debidamente integrada una averiguación para ponerla en manos de un juez", dijo.

En justificación de la tardanza de la fiscalía para emitir un resolutivo, Higuera Gómez explicó que fue para realizar diligencias necesarias para la plena integración de la averiguación previa. "Yo ya tengo el proyecto de resolución en mi poder. Cuando recibí el caso, había algunas diligencias que consideré que debieron haberse practicado, despejar cualquier duda de la participación de personas. Es mejor que una averiguación se integre en plenitud y no se deje un hilo suelto que ponga en entredicho el trabajo de la integración", manifestó. En el incendio de la tienda departamental Coppel Hidalgo murieron Mariana López Soto, Carmen Selene Moreno, Verónica Picos Bastidas, Claudia Janeth Bernal Delgado, Rosa Imelda Félix Gamboa y Perla Zapata. <<


Más de interés