Opini贸n

LAS ALIANZAS ELECTORALES

Por: Juan Alonso Romero | 24 DE SEPTIEMBRE, 2021


LAS ALIANZAS 

Los partidos, tienen dentro de sus facultades legales, la opción de participar en las elecciones, solos o por medio de una alianza. Sujetándose a las leyes electorales y a la autoridad electoral. En esencia, así caminan las alianzas electorales entre los partidos. Las alianzas tienen objetivos muy concretos y realistas para los partidos, una mira práctica. 

Como conservar su registro.  

Conservar sus prerrogativas. 

 Ganar el parlamento. 

 O ganar el poder ejecutivo federal, estatal o municipal. 

EN LA OPERACIÓN POLÍTICA 

De manera normal, las alianzas entre partidos, no se hacen con fines electorales, sino fundamentalmente para la acción política. 

 La acción política, es el conjunto de actos para la conquista y el ejercicio del poder, para la construcción de un orden social deseable. Según la idea de quienes la realizan. O sea es para: 

A.- La conquista del poder. 

B.- El ejercicio del poder. 

C. Para la construcción de un orden social deseable.                               

D.-Según la idea de quienes la realizan.  

En esta intención se da normalmente la alianza entre partidos. 

 

En ocasiones, esa alianza entre partidos para la acción política, puede terminar derivando en fines electorales. Estas decisiones  los partidos y sus dirigencias, las toman en virtud de consultas con sus Comisiones Políticas Permanentes. Para luego, ratificarlas con sus Consejos Políticos Nacionales y con los correspondientes de los estados. Analizando los beneficios de ir en alianza, para una determinada elección. Es muy claro, que para efectos de alianza de partidos en procesos electorales, es la ley la que las regula. Señalando los requisitos que se deben de cumplir para su registro. Entre ellos, el del Acuerdo de la Alianza, su objetivo, vigencia, así como de su Programa de Acción Política. 

ANTES DE ALIARSE 

Antes de ir a las alianzas electorales, los partidos deben de corregir sus fallas normales, naturales, sometiéndose a la sana práctica interna de la autocrítica. Sujetándose con objetividad al cumplimiento de sus documentos básicos. Aceptando dónde han fallado o se han desviado, a juicio de la militancia, de los electores o de la misma opinión pública. Admitiendo, cuáles son las debilidades, que los han puesto en riesgo de perder una o varias elecciones. E igualmente, propiciando el análisis de expertos, sean o no del partido, para escuchar las sanas y justas críticas, que reflejen los errores cometidos. Teniendo la apertura y voluntad política, para corregir y enmendar. Siendo nueva, la Alianza PAN, PRI, PRD, debe de continuar. Clarificando con justicia y equidad, los espacios para cada partido y sus opciones de candidatos. Porque aún tiene enfrente a un partido fuerte, apoyado precisamente en una alianza. 

EN ESENCIA 

En esencia, el PRI debe de regresar a su ideología de centro izquierda. Donde están los fundamentos de su lema de “Democracia”, para mejorar sus procesos de selección de dirigencias y de candidatos.  De “Justicia social”, para abanderar de nuevo, las demandas más sentidas de los militantes, simpatizantes, adherentes y del pueblo en general. Refrendando su identidad como partido social demócrata. A la manera de las democracias cristianas, que enarbolan la defensa del Estado de Derecho, las Libertades Democráticas, los Derechos Humanos y la Justicia Social. 

 

 


Lo mas visto






1593419453-165-1

Relacionado

Compartir: