Opinión

El mal entendido de los pueblos indígenas

Dice la presidenta del colectivo de artesanos de los cuatro pueblos originarios del estado de Nayarit, que no importa el partido, lo que ellos quieren es que les den puestos políticos

Por: guillermo aguirre | 12 DE ENERO, 2021


Pues no cabe duda que algunos sectores de la sociedad no han comprendido completamente la forma en la que funciona la administración tanto económica como política de un estado, y quizá parte de este mal entendido sea culpa de las propias autoridades o gobiernos pasados, que con tal de conservar las prebendas del voto de estos ya citados sectores, optaron por movilizarlos a base de dádivas. 

Y ahora nos encontramos que en algunos casos, esas dádivas, quieren convertirlas en obligaciones legales, lo que significa que sean otorgadas por ley, por lo cual lo que antes era un obsequio, un regalo, una atención, hoy tendrá que ser una obligación, so pena de incluso ser castigados aquellos que no cumplan, con sanciones de diversos tipos. 

Esto lo digo, por lo que declaró la presidenta del colectivo de artesanos de los Cuatro Pueblos Originarios del estado de Nayarit, María Belén Muñoz Barajas, quien declaró que a diferencia de otros procesos locales electorales, en esta ocasión el  Instituto Estatal Electoral  (IEE) resolvió que hombres y mujeres originarios de los pueblos indígenas participaran como candidatos a diputados, regidores y presidentes municipales. 

Desde aquí probablemente convenga que hagamos la aclaración de que los indígenas, que hoy se llaman etnias, o más pomposamente “pueblos originarios”,  que no son más que los coras, huicholes, tepehuanos o mexicaneros, de esta última tribú por cierto ya quedan muy pocos, pero la primera aclaración es que nunca se les ha negado el derecho a que participen como candidatos a un puesto de elección popular. 

Una prueba de ello, es por ejemplo mi amigo Manuel Taizán, de la etnia Cora, que hace muchos trienios fue alcalde de la Yesca, postulado por el PRI, ganando la elección en forma normal, es decir, no hubo necesidad de obligar a alguien a que lo pusieran como candidato tan sólo por ser Cora. 

Así que una cosa es que los indígenas puedan ser candidatos y otra muy distinta es que los partidos ponga gente de las etnias que les garanticen triunfos, que al parecer esto es lo que da a entender la señora artesana que claro que ella misma tiene intenciones de ser candidata, cosa en la que está en todo su derecho, ahora sólo falta que un partido la arrope y luego de esto, falta que ella gane, pues bien pudiera ganar alguien que no fuera de alguna tribu indígena. 

A reserva de continuar con este tema el día de mañana, sólo quiero agregar que los partidos siempre han arropado a indígenas cuando esto les conviene a sus intereses políticos, y recordarle a la señora María Belén Muñoz, que BENITO JÚAREZ, era un indio zapoteco que ya era un joven cuando le estaban enseñando a hablar castellano, y miren, fue gobernador de su estado, y varias veces presidente del país, y no había leyes que obligaran a que un candidato fuera indígena, pero de esto luego le seguimos…hasta mañana 

1593413857-165-1

Compartir: