NNC.mx

FINANZAS

Se redujo la importación de autos usados a México por Covid-19

Durante abril 2020 el ingreso de autos usados legalmente al territorio mexicano disminuyó marcadamente

Por: Emiliano Fuentes / Notipress | 12 DE JUNIO, 2020

Durante abril de 2020 el ingreso de autos usados legalmente al territorio mexicano disminuyó marcadamente en cifras acumuladas en comparación con los registros de 2019, según los datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA). La pandemia por Covid-19, explica en buena medida las bajas ventas y la caída relativa menor que la del mes anterior.

Según datos de AMDA, 5 mil 996 vehículos usados se importaron legalmente de Estados Unidos durante el mes de abril 2020, reflejo de una caída del 52.2% respecto al mismo mes del año anterior cuando se importaron 12,547 coches; esto en gran parte derivado de las medidas que limitan muchas actividades laborales indispensables para esta actividad.

En palabras del director general adjunto de la AMDA, Guillermo Rosales Zárate, estas cifras reflejan una abrupta modificación en los hábitos de consumo para el sector, "Desde el inicio del aislamiento social por el COVID-19 se han modificado rápidamente los hábitos de consumo de la población y la capacidad de gestión de los distribuidores, adaptándose al entorno", afirmó Rosales Zárate.

Sobre la internación de vehículos usados extranjeros a México, el representante de la AMDA subrayó que, en los primeros cuatro meses del 2020, se importaron 48 mil 974, es decir 2 mil 326 menos, lo que representó una baja de 4.4%.

Por esto, dada la continuidad del cierre de los pisos de venta de las distribuidoras en la mayor parte del territorio mexicano, incluyendo muchos de los estados de mayor venta de vehículos como Ciudad de MéxicoEstado de México y Nuevo León seguirá impactando la comercialización de vehículos significativamente.

La fuerte disminución observada en el mes, así como el 30% observado a lo largo de lo que va de este año, se suma a los resultados adversos registrados en el mercado mexicano desde junio de 2017, con lo que suman ya 36 meses con resultados negativos.

Así, esta falta de ingresos afecta negativamente también a las finanzas públicas pues la comercialización de vehículos es una fuente relevante de captación de impuestos para la hacienda pública y además genera tanto empleos como derrama económica, contribuyendo de manera importante a la economía de México.

Dado lo anterior, en medio de la crisis económica derivada de la contingencia sanitaria por Covid-19, la situación prevaleciente entre la red de empresas distribuidoras de automotores es delicada y requiere la pronta reactivación para ayudar de igual forma a la economía en su conjunto como recomendó el director Rosales Zárate.

Lo mas visto

Noticias por e-mail