Recuerdan al Maestro Pedro Bravo Ruiz


11 DE FEBRERO, 2019

El evento, como cada año, en la Telesecundaria que lleva su nombre en Mojoneras

NNC/Puerto Vallarta

Las enseñanzas y el compromiso hacia la comunidad que distinguió al Profesor Pedro Bravo Ruiz, trascendieron más allá de su muerte el 10 de febrero de 1989, en la ciudad de Guadalajara. Así se constató al cumplirse su XXX aniversario luctuoso en un homenaje que realizaron en la Telesecundaria que lleva su nombre en la agencia municipal de Mojoneras.

El apoyo a la educación que hizo en vida, dejó como testimonios de ese ahínco la existencia de cuatro escuelas de las que fue promotor para abrirlas y habilitarlas: la Genaro Padilla Ponce, Rafael Ramírez, Santa Cruz de Quelitán y en Paso Ancho, así como el apoyo irrestricto que dio a la Misión Cultural Rural No.163 que beneficio a miles y miles de niños, jóvenes y adultos, con cursos desde alfabetización hasta la capacitación en artes y oficios.

Aspectos y logros que ameritaron que a 6 años de que fallece en la ciudad de Guadalajara le impongan su nombre en 1996 a la Telesecundaria en Las Mojoneras.

En un sencillo, pero emotivo homenaje al cumplirse el 30 aniversario luctuoso de Pedro Bravo Ruiz, Martha Elena Martínez Directora del plantel dio la bienvenida a todos los presentes mostrando el entusiasmo con el que cada año desde hace 23 años en esa escuela recuerdan al maestro con cariño.

Se rindieron honores a la bandera y se cantó el himno nacional en voz de maestros y alumnos. Dos alumnos narraron parte de la vida del maestro Pedro Bravo, una alumna entonó una emotiva canción que entusiasmo a los presentes y al final alumnos del CECYTEJ presentaron bailables folclóricos.

A nombre de la familia del recordado maestro, Francisco Javier Bravo Carbajal, agradeció que se mantenga viva la memoria y el legado de Pedro Bravo Ruiz “un hombre sencillo y alegre, con un inmenso amor a su profesión, siempre vio por los más necesitados y busco que la educación llegara a los lugares más alejados, que todos los jóvenes tuvieran la oportunidad de estudiar”.

Los llamó a alumnos y maestros estar orgullosos de ese plantel que lleva el nombre de su padre, “siéntase orgullosos de los cimientos que sostienen su escuela, cada ladrillo tiene una historia de éxito que contar”. De donde egresados varias generaciones y les exhortó a continuar con su preparación para afrontar los desafíos que les depara la vida.

Estuvieron presentan de la familia Bravo Carbajal : Iván, Pedro y Christian hijos del homenajeado, así como su viuda la señora Eduviges Carbajal y algunos de sus nietos, notándose también la presencia de uno de sus muy queridos amigos Ignacio Cortés Lugo.

PERFIL DEL MAESTRO

Así recordaron a Pedro Bravo Ruiz, nació el 29 de junio 1944, en el poblado de Las Guásimas en el municipio de Talpa de Allende, hijo de Anastasio Bravo Avalos e Ignacia Ruiz Aguilar, quienes queriendo un mejor futuro para él aceptan que a los seis años de edad se lleva a vivir con su padrino Cruz Villaseñor a Talpa, bajo cuyo amparo puede cursar sus primeros estudios en la Escuela Emiliano Zapata, donde tiene como mentor a Genaro Padilla Ponce.

En esa escuela es donde recordaba le forjaron los principios de ser alguien útil en la vida, pero sabía que para poder cumplir esa misión tenía que prepararse, así una vez que llega a Puerto Vallarta, es que continúa su educación formal, mientras trabajaba en sufragar sus estudios, antes de lograr titularse como maestro trabajo en la incipiente industria turística en la legendaria discoteque “Las Margaritas”.

Ese anhelo de prepararse fue el acicate para que ya casado con Eduviges Carbajal, continuara sus estudios, primero en la Escuela Normal de Jalisco, y después la licenciatura en Educación Cívica y Sociales en la Escuela Normal Superior en Nayarit.

La inquietud por servir a la comunidad la canalizó también con la política lo que lo lleva a convertirse en Delegado de El Pitillal en mayo de 1980, en el balance prevalece los beneficios que logró llevar a los habitantes de esa demarcación.
Pedro Bravo Ruiz, muere en Guadalajara, el 10 de febrero de 1989.



.







Más de interés