INAH reclama aprobación para demoler edificios históricos en Culiacán

Las propiedades antiguas no deben de ser demolidas aunque no sean históricas, ya que aportan a la imagen de la ciudad, pide Servando Rojo Quintero.
Publicado: 14 DE ENERO, 2020



EL DEBATE

Sinaloa.- El edificio antiguo que fue derrumbado entre el bulevar Francisco I. Madero y la avenida Donato Guerra en Culiacán no estaba clasificado como histórico, sin embargo no se debió autorizar un permiso de demolición por parte de la dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Culiacán al aportar a la imagen de la ciudad como patrimonio, reclamó el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Servando Rojo Quintero.

En este tema explicó que los monumentos históricos son los que se construyen hasta el año de 1900, sin embargo hay otros edificios posteriores a ese año que cuentan con continuidad estilística, constructiva o arquitectónica, que aportan al lenguaje histórico, por lo tanto no deben de demoler a pesar de que no estén clasificados en la ley.

En este tema aceptó la necesidad de que se cuente con una renovación del estudio que tiene la ciudad que contabiliza los patrimonios históricos, ya que han sido recurrentes la ocasiones en las que se derrumban o modifican, lacerando la imagen del municipio.

Así dijo que debido a la demolición autorizada por el ayuntamiento, se está realizando un estudio para determinar si la propiedad en realidad no contaba con más de 100 años, y de ser así se tendría que reconstruir por parte de los propietarios.

“Qué es que lo que se hacía anteriormente, llegaban y emitían un documento aquí donde decía que no es de calidad monumental, decían, tal edificio no es monumento histórico y lo tomaban como sentencia de muerte de los edificios y esto no es cierto”, reclamó el director del INAH.



Más de interés