Producirán maíz intercalado con frutales


15 DE MARZO, 2019

Buscamos mejorar la vida de los campesinos, pero también conservando el medio ambiente, dijo Karina Pérez Robles, catedrática del CONACYT

Amapola Puig

Tepic.-Karina Pérez Robles, catedrática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), egresada del Posdoctorado en Conservación del Patrimonio Natural del Instituto Politécnico Nacional (IPN), se encuentra en la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), asignada a la Unidad Académica de Agricultura (UAA), como parte del “Programa Cátedras” para trabajar en un proyecto de investigación denominado: “Desarrollo institucional de un modelo sostenible para productores de subsistencia y autoconsumo”.

La Catedrática especificó, que el proyecto de investigación se enfoca a la producción de maíz con frutales (Modelo MIAF) y está asociado al Cuerpo Académico de Horticultura, el cual es liderado por los docentes investigadores: Beatriz Guillermina Arrieta Ramos, Gelacio Alejo Santiago, Leobarda Guadalupe Ramírez Guerrero, Víctor Manuel Jiménez Meza y Ana Luisa Sánchez Monteón.

“Queremos hacer un modelo específicamente para Nayarit, con las características físicas y tecnológicas que tiene el estado, lo que proponemos nosotros es fomentar la producción de maíz, pero sobre todo, intercalándolo con árboles frutales, enfocado a pequeños productores, específicamente a productores de la zona rural indígena que todavía producen maíz”, comentó Pérez Robles.

¿Por qué el Modelo MIAF?, a dicho cuestionamiento Karina Pérez detalló, que a través de éste proyectarán tres aspectos; número uno el social, que está relacionado con el fomento del ingreso de los pequeños productores; dos, darle a las familias de los productores una mejor alimentación, y en un aspecto tecnológico, mejorar la producción y conservar la semilla que ya existe; y como tercer parámetro, la conservación del medio ambiente.

“Esta técnica lo que hace es que las líneas de árboles frutales permiten la conservación del suelo, por lo regular se establecen en suelos o en territorios con pendientes, entonces lo que provoca es mantener el suelo con la lluvia, agua y viento; el proyecto esta dimensionado a 10 años y los resultados son continuos, estamos trabajando por etapas y cada etapa tiene varios productos comprometidos, por ello debemos entregar avances cada año”, puntualizó Pérez Robles.

Conjuntamente informó, que actualmente se encuentran trabajando en la etapa inicial del proyecto, que consiste en el contacto con los pequeños productores; añadió, que en próximos meses inician un diagnóstico comunitario participativo, mediante el cual se acercarán a los productores para que sean ellos mismos quienes identifiquen sus problemas sociales, económicos, ambientales, de producción de maíz, así como las posibles soluciones; “buscamos mejorar la vida de los campesinos, pero también conservando el medio ambiente”, enfatizó Karina Pérez.

Para concluir, la Doctora subrayó, que aunque el mencionado modelo no se ha desarrollado como tal en Nayarit, sí existen trabajos importantes de investigadores universitarios en cuestión de la conservación del maíz, sobresaliendo a nivel nacional algunos proyectos como la identificación de semillas de la región y el trabajo de mejora de la producción de maíz; adicionó, que en el área de frutales la UAA tiene investigadores enfocados a este tema, lo que ha permitido que al llegar con el Modelo MIAF se pueda desarrollar con facilidad.

Asimismo platicó, que ha tenido un gran recibimiento y apoyo por parte de la escuela y de su director Víctor Manuel Jiménez Meza; agregó, que incluso colabora en la Maestría de Ciencias Biológico Agropecuarias y Pesqueras, y en algunas otras actividades de divulgación, así como conferencias sobre la temática planteada.






Más de interés