Producir tequila mejor que producir petróleo


16 DE ENERO, 2019

**Cuando menos en México
**Con una empresa paraestatal llamada PEMEX, que vivió su peor tragedia sexenal en la pasada administración, no parece recomendable invertir en el petróleo
**En cambio la industria productora de tequila de origen mexicano, presume que surte de esta bebida mexicana a más de 120 naciones en todo el mundo, y tiene nueve años presentando ganancias

POR GUILLERMO AGUIRRE

Leo una nota publicada en el periódico Reforma, que da cuenta de una buena noticia para los que creen en México todo negocio tiene qué ver con el gobierno, con moches, con contratos en donde se ponen de acuerdo para repartir ilegales ganancias, o simplemente con inflamiento de costos en forma exagerada; tal nota, investigada por la colega Leticia Rivera Vázquez en el estado de Jalisco, señala que con 222.7 millones de litros de tequila enviados al extranjero durante 2018, la primera bebida mexicana con Denominación de Origen hila nueve años de crecimiento récord…vaya, vaya, vaya, una buena y reconfortante noticia, que de paso nos permite saber que en nuestro país existen buenos negocios que son bien cuidados por quienes los hacen a fin de evitar tropiezos, tanto políticos, como económicos y saber que en nueve años, el negocio de vender tequila hecho en México, a decenas de países de todo el mundo, ha sido siempre con saldo positivo, da alegría, pues es un hecho que para hacer millones de litros de la bebida mexicana de origen, los fabricantes deben de dar empleo a cientos y cientos de mexicanos.

El hecho es que el años pasado, esto es, el 2018 fue uno de los mejores años para la industria tequilera al romper su propio récord de exportación y rebasar la expectativa de producción planteada a inicio de año por la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT), por sus siglas.

El año pasado se enviaron al extranjero 222.7 millones de litros, volumen 5.5 por cierto superior a los 211 millones que se exportaron en 2017, según datos del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

"Esto sin duda es reflejo del esfuerzo de cada uno de los eslabones de esta cadena productiva, agaveros, industriales tequileros, envasadores, comercializadores, el mismo Gobierno mexicano, por seguir poniendo en alto a nuestra primera Denominación de Origen mexicana, tanto en el mercado nacional como en los 120 países en los que tiene presencia nuestra bebida nacional", aseguró Miguel Ángel Domínguez Morales, presidente del Consejo Regulador del Tequila (CRT)

No sólo los envíos alcanzaron cifras históricas, también la producción de la bebida creció y tuvo uno de sus picos más altos de los últimos años.

Y es que fíjense que ironía, no exportamos petróleo ni siquiera a 20 países del mundo, pero tequila si lo hacemos a 120 naciones del planeta tierra, si considera usted que en todo el mundo existen en total 194 naciones, entonces el tequila mexicano está llegando a más de la mitad del mundo entero.

Aunque la expectativa era producir 300 millones de litros, el año pasado se llegó a 309.1 millones, 13.9 por ciento más del volumen de 2017, cuando la industria alcanzó los 271 millones de litros de la bebida.

"Cada vez más los consumidores conocen y disfrutan de la versatilidad de nuestra espirituosa, actualmente el tequila representa el 1 por ciento del mercado mundial de espirituosas, por lo que aún existe una importante posibilidad de crecimiento, siendo el tequila una de las espirituosas con mayor crecimiento proyectado", compartió Rodolfo González González, presidente de la la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT).

Por cierto nuestros vecinos del norte, es decir, Estados Unidos encabeza la lista de países importadores de tequila, aunque claro este fenómeno tiene qué ver con los muchos millones de mexicanos que viven en Los Estados Unidos de Norteamérica; por lo que no debe sorprendernos el dato anterior, y otro dato curioso es que este año se sumó Colombia como el único País latinoamericano en formar parte de esta lista de los 10 principales importadores de la bebida y por ende bebedores del tequila mexicano.

Así que ahora pasemos a ver el producto mexicano que también se produce por millones de litros, pero que desgraciadamente no puede darse el lujo de dar a conocer números como el que nos proporcionan los productores de tequila.

Se trata pues de la industria paraestatal PEMEX, llamada en algún tiempo, la empresa de los mexicanos la cual viene de tener números rojos en los últimos años. De hecho el último sexenio de Pemex, se puede resumir en crisis, pérdidas y recortes.

El desplome de los precios del petróleo y la caída en la producción de crudo marcaron un periodo de retrocesos para la petrolera nacional, que sufrió también fuertes recortes a su presupuesto.

La octogenaria Pemex ha transitado uno de sus sexenios más complicados desde la expropiación petrolera que la vio nacer en 1938.
La actual administración tomó las riendas de la compañía más importante del país cuando aportaba cerca del 30% del presupuesto del gobierno, pero también con unas finanzas deterioradas y una producción de petróleo que llevaba años a la baja. Desde entonces, su panorama no ha mejorado.

La situación de la firma se vio marcada por el desplome de los precios internacionales del petróleo entre 2014 y 2016, lo que redujo sus ingresos y frenó los planes para lograr una ola de asociaciones de empresas privadas con la compañía estatal, derivadas de la reforma energética, con las que se pretendía impulsar su producción.

La crisis petrolera llevó al gobierno a aplicar un recorte de 100,000 millones de pesos sobre su presupuesto de 2016, que descarriló todas sus áreas de negocios, en especial la exploración y producción. Estas son las cifras de uno de los periodos más difíciles que ha vivido Pemex.

Producción en picada

La extracción ha caído 36%, al pasar en 2013 de 2.52 millones de barriles, en promedio diario, a 1.85 millones en lo que va de 2018. Además, la petrolera tocó en septiembre de 2017 su nivel más bajo, con 1.73 millones de barriles, la menor cifra desde febrero de 1980.

Refinación en pausa

El sistema de refinerías de Pemex también cayó en estos seis años, al pasar de producir más de 1.2 millones de barriles en 2013 a apenas 786,000 en 2017. El dato de octubre de 2018, el último disponible, es el más bajo del que se tiene registro desde 1990, con 491,932 barriles en promedio diario.

Años de pérdidas

La administración de ENRIQUE PEÑA NIETO, recibió a Pemex con una utilidad neta de 2,833 millones de pesos (mdp), pero en el primer año bajo su mando, terminó con una pérdida neta de 169,865 mdp. El golpe de la crisis petrolera se sintió con fuerza, dejando una pérdida récord de 712,434 mdp en 2015 . Desde entonces no ha logrado salir de los números rojos.

Más importaciones

La caída en la producción de petróleo y de petrolíferos se tradujo en una mayor dependencia de las importaciones para satisfacer la demanda interna de productos como la gasolina y el diésel. Por ello, la balanza comercial de Pemex pasó por primera vez a un saldo negativo, lo que se profundizó en 2017. El año pasado, la brecha negativa se ha recortado, pero sigue lejos de representar un saldo positivo, como a inicios del sexenio.

Y más deuda

El pasivo total, que engloba sus compromisos de deuda a corto y largo plazo, inició el sexenio en 2.2 billones de pesos, y en una espiral ascendente por la creciente masa de pensiones y jubilaciones a pagar. El gobierno asumió parte de estos pasivos para desacelerar el aumento de la deuda.

La administración de José Antonio González Anaya, que sustituyó a Emilio Lozoya, se comprometió a regresar al camino de la rentabilidad, cuando tomó la dirección de Pemex entre 2016 y 2017. Pero el pasivo total se disparó por encima de los 3 billones de pesos, y si bien se contuvo el alza de los pasivos laborales, la deuda financiera de largo plazo de la compañía ha crecido, algo que no ha gustado a las calificadoras.

Al cierre de 2017, Petróleos Mexicano (Pemex) registró una pérdida neta de 33 mil 353.6 millones de pesos, un monto 74 por ciento superior al resultado negativo de 2016, esto derivado de un aumento en el pago de impuestos y derechos, así como el impacto en el tipo de cambio y el deterioro de activos.

El resultado negativo se dio a pesar del aumento de 30 por ciento en los ingresos de la empresa, que alcanzó los 1.4 billones de pesos, gracias a la recuperación del barril de crudo en los mercados internacionales, así como por la nueva política de precios de los combustibles…en resumen pues, si usted tiene ahorritos listos para empezar a hacer un negocio, no olvide que invertir en certificados de petróleo siempre está en saldo negativo, así que a entrarle al tequila…hasta mañana





Más de interés