Pandemia del COVID-19, una prueba sin precedentes para Latinoamérica

Algunas de las medidas son estrictas y totalitarias, pero lo que se busca es reducir al mínimo los niveles de contagio e impedir que colapsen los servicios médicos de los países.
Publicado: 22 DE MARZO, 2020



Diego Mendoza

México.- Desde finales de enero que la OMS declaró estado de emergencia global, cada país comenzó a realizar las medidas adecuadas para salvaguardar la integridad de sus habitantes, a pesar de que es casi imposible impedir el paso de la nueva enfermedad, es importante la participación ciudadana para que el brote no llegue a estados críticos como lo que sucedió en Italia, que sin ser el país de origen de esta enfermedad es el país que más muertes ha registrado.

Rusia por su parte a pesar de que es vecino del país de origen de esta pandemia, su tasa de contagio es muy baja ya que hasta el 20 de marzo solo ha presentado 253 casos, los rusos son un claro ejemplo de una rápida movilización por parte del estado, al igual que Corea del sur quien disminuyo a 152 casos a pesar de sufrir un repunte en los contagios, Japón por su parte ha hecho gala de su disciplina que los caracteriza, manteniendo desde el inicio del brote hasta el 19 de marzo 914 casos y presenta una tasa de contagio de 0.07 por cada 10 mil habitantes.

Si bien a países de oriente les están funcionando sus protocolos de contingencia, América latina comienza a resentir los inicios del COVID-19.

Argentina, a partir del 20 de marzo instauro una cuarentena obligatoria que impuso el presidente Alberto Fernández; dentro de las indicaciones de esta cuarentena, se tiene prohibido salir, más que para adquirir alimentos y medicinas, también cerró las fronteras a los extranjeros, restringió los viajes nacionales de larga distancia y redujo los grandes eventos para frenar el virus que ya deja 128 contagios.

Nayib Bukele, presidente del Salvador, no se quedó atrás y ordenó el jueves el cierre de todos los centros comerciales y gimnasios del país, permitió que los restaurantes operen solo a través de domicilios y aprobó el funcionamiento normal de estaciones de gasolina, bancos y farmacias.

La nación centroamericana ha sido una de las primeras en ponerse a la vanguardia en cuanto a medidas excepcionales para luchar contra el Covid-19, quien emprendió una campaña para instar a los ciudadanos a respetar el aislamiento y tratar de controlar los pasos fronterizos irregulares de entrada al país para contener el brote; dentro de esa campaña también informó que se suspenderán pagos a hipotecas, servicios de agua, electricidad y otros servicios, ayudando a la ciudadanía para que no tenga que salir de sus domicilios.

En Colombia el Gobierno cerró las fronteras terrestres, marítimas y fluviales ante el avance del virus y suspenderá desde el lunes 23 de marzo el regreso de viajeros internacionales al país, que reportó 145 casos de contagio.

Uno de los países al que no le está yendo demasiado bien es al gigante latinoamericano, Brasil, que declaró el estado de emergencia desde el sábado 21 de marzo, ellos ya cuentan con 1.546 infectados y ha dejado a 25 personas muertas, a pesar de la reticencia del presidente Jair Bolsonaro que calificó la pandemia de "fantasía".

Perú decretó toque de queda y Ecuador lo implementó a las diez horas desde este sábado, mientras Bolivia cerró fronteras, suspendió vuelos internacionales y clases y redujo la jornada laboral en un intento por controlar los contagios.

El Gobierno de Chile ha anunciado este domingo las medidas contra la propagación del coronavirus, que incluyen toque de queda en todo el territorio de las 22:00 a las 5:00 y cuarentena obligatoria para cualquier persona que llegue al país, así como también se prohíbe también el tránsito hacia segundas viviendas. Las medidas adoptadas entran en vigor a partir de las 22:00 de este domingo con el fin de mitigar y controlar los contagios de esta enfermedad que en todo el mundo superan los 330 mil y más de 14 mil muertes (principalmente en Italia, China e Irán) en 177 países donde se ha confirmado el brote.




Más de interés