Los once genitales más curiosos del reino animal (FOTOS)

15 DE AGOSTO, 2012

¿Te has preguntado alguna vez cómo es el pene de un delfín? ¿o el de un chimpancé bonobo? En el mundo animal los penes son una cuestión de variedad.
AGENCIAS

En el mundo animal los penes son una cuestión de variedad. Encontrarás de todo, desde una serpiente con dos penes a una ballena con un falo de tres metros. Una fotogalería que no te dejará indiferente.

Morsa, acuatico

Las morsas pertenecen al grupo de ‘pinnímedos’ junto a las focas y los leones marinos. Todos ellos poseen hueso en el pene, lo que contribuye a que éste sea relativamente largo y duro. Cuando está retraído se encuentra alojado en una especie de saco, pero al ponerse en erección sale al exterior, mostrando un aspecto rosado y brillante. Sus testículos están alojados en una ‘bolsa’.
longitud. De 20 a 30 cm.
Duración coito. 3 minutos.



El hombre, el único primate sin hueso en el pene

El pene del ser humano es totalmente distinto al de la mayoría de los animales. Las características que lo hacen diferente es que sus músculos están retraídos, crece mucho cuando entra en erección y, proporcionalmente al tamaño del cuerpo, es bastante pequeño. Además, el hombre es el único primate cuyo pene no tiene hueso. Eso sí, es más grueso y largo –entre diez y 18 centímetros según la raza– y sus testículos más pesados que los del gorila –cuyo falo no supera los 5 centímetros– o el orangután, aunque el número de espermatozoides es menor. Es posible que su mayor longitud sea debida, bien al cambio en el ángulo de inserción durante el coito –al ser éste frontal–, bien a la carencia de hueso peneal o a la falta de anclaje genital. En este sentido, se piensa que el aumento de longitud vendría como compensación para asegurar la certeza de la paternidad. En otras palabras, como el ser humano carece de sistemas de anclaje del pene, como los perros o los gatos, o de sellado que permita cerrar la entrada de la cérvix para evitar la pérdida de semen –como ocurre con el cerdo–, una mayor longitud permite alojar el esperma a mayor profundidad. Así, hay más garantía de que la fecundación ha sido exitosa.



Mantis, lleno de púas

Aunque no lo parezca, tiene diminutas púas. El macho lo inserta en la vagina de la hembra tras deslizar su abdomen hacia abajo. En ocasiones, esta penetración se repite cuando la hembra ya ha comenzado a devorar al macho y éste empieza a bombear su esperma. La furia de la hembra después de ser penetrada sólo se calma cuando se come los restos de la vaina carnosa que alberga el pene.
Longitud. Alrededor de 0,5 centímetros.
Duración del coito. Apenas unos segundos.



Serpiente, dos mejor que uno

Tiene dos penes: en ambos, la punta es redondeada y posee multitud de púas que actúan a modo de ganchos, los cuales le ayudan a mantenerse dentro una vez que ha penetrado. Destacan por su carnosidad y tienen una ranura por la que sale el esperma. Usa uno u otro según el lado sobre el que se tumbe la hembra.
Longitud. De 0,5 a 2 centímetros.
Duración del coito. Pueden llegar a estar copulando todo un día.



Pato capuchino, como una cañería

Se trata en realidad de un ‘pseudopene’ y, si se le pudiese comparar con algo, sería muy parecido a una cañería de agua a la que le falta la parte superior. De esta forma, es posible ver cómo fluye el esperma a través del conducto seminal cuando se produce la eyaculación. Su apariencia es bastante similar a la de una lombriz y se encuentra curvado cuando no está en erección. Pero, a diferencia de lo que ocurre en otros animales, cuando ésta se produce, el pene no aumenta su longitud.
Longitud. 5 centímetros.
Duración coito. Un minuto máx.



Caracol, las flechas del amor

Su pene está situado debajo del tentáculo derecho –los cuernecillos de la cabeza–. Cuando se pone erecto es de color blanco, con la punta afilada. No obstante, antes de la penetración, los dos miembros de la pareja embuten en el cuerpo del otro una especie de dardo que les hace retorcerse de dolor y a la vez les excita.
Longitud. Casi tan largo como el animal.
Duración del coito. El macho eyacula inmediatamente, pero la pareja puede permanecer unida hasta diez horas.



Ballena, enroscado

Cuando está retraído, el pene se enrosca a causa de los fuertes músculos de la pared abdominal. La punta –que suele ser afilada– está tapada con una cubierta carnosa y se encuentra bajo el vientre. Cuando se pone en erección es elástico y de color brillante. El macho nada panza arriba y cuando penetra a la hembra, eyacula.
Longitud. Tres metros de largo y 30 centímetros de diámetro.
Duración del coito. 30 segundos.



Ciervo, puro músculo

El miembro copulador de los ciervos consiste en un apéndice bastante musculoso que tiene forma cilíndrica y que termina en una punta muy similar a una pequeña uña. Al igual que otros animales, posee hueso en todo su primer tercio. En realidad, su pene es muy parecido al de los perros y al de los impalas.
Longitud. De 30 a 35 cm.
Duración del coito. Cinco o diez segundos (un empujón).



Chimpancé bonobo, una trompetilla

Al igual que el pene de la mayoría de los primates, el de los bonobos también es delgado y tiene forma de trompeta. Lo curioso es que esta especie es la que más similitudes guarda con el ser humano en su conducta sexual. Así, por ejemplo, los machos se masturban habitualmente, copulan cara a cara…
Longitud. De 10 a 15 cm.
Duración del coito. 5 minutos.
Lo hacen repetidas veces.



Delfín, punta giratoria

Su pene es largo y musculoso. Cuando no está erecto, se encuentra situado en el abdomen del animal, enrollado como un bucle. Al entrar en erección, la punta, que es lo único que puede insertar en la hembra, es capaz de moverse y girar con independencia del resto del miembro. Además, como es muy flexible y sensible, le sirve también para excarvar en los fondos marinos en busca de alimento.
Longitud. De 20 a 25 centímetros.
Duración del coito. De 2 a 10 seg.



Elefante, largo y sinuoso

En erección tiene forma curvada y termina en un enorme bulbo. Antes de penetrar, se mueve arriba, abajo y hacia los lados buscando el orificio vaginal. Una vez introducido, actúa como si fuera un gancho, dado que la vulva de la hembra está muy arrugada y su vagina es muy profunda. Así, tiene un sistema de propulsión a alta presión para que el semen llegue a su meta.
Longitud. 1,5 metros.
Duración del coito. Un minuto.









Más de interés