Lluvias, un oxígeno para la agricultura en Angostura



25 DE AGOSTO, 2019

Mario Urías Cuadras expresa que los productores reciben oxígeno puro gracias al agua que trajo la tormenta.


EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- El presidente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Évora asegura que los productores agrícolas, especialmente los temporaleros, están felices de la vida por la buena humedad que agarró la tierra gracias a la abundante agua que trajo la tormenta tropical “Ivo”.

Mario Urías Cuadras afirma que ya le hacía falta una buena mojada al campo, y que todavía se esperan más precipitaciones, pues están checando el comportamiento del clima.

“Esto es muy bueno para los productores, porque analizando las cosas, descubrimos que en comparación con otros años, en esta ocasión las lluvias se retrasaron más de un mes y eso ya le estaba perjudicando mucho a los temporaleros. La verdad, lo que llovió en dos días sí fue bastante agua y se notó más en la costa, pero de todas maneras la humedad en los terrenos que ahí se tienen también sirve bastante.

No podemos hablar de daños, porque apenas ahorita muchos agricultores se están preparando para las hortalizas, pero esta agua les sirve mucho a los hombres del campo para programar cultivos en las zonas de riego.

Sin duda alguna los productores temporaleros de Mocorito, Salvador Alvarado y una parte de Angostura estaban resintiendo mucho el retraso de las lluvias, muestra de ello es que algunos cultivos que debieron de haberse establecido hace aproximadamente un mes atrás hasta hoy en algunas áreas apenas se empiezan a sembrar, por eso el ciclo sí les viene muy retrasado en lo que es ajonjolí, cacahuate y sorgo”, expresa Mario Urías Cuadras, quien además detalla que quedan pocos días de lluvias porque normalmente las precipitaciones empiezan a disminuir a mediados de septiembre y de aquí al próximo día 15 son los más considerables para que caigan buenas lluvias en la región y las presas alcancen buen nivel de almacenamiento, pues actualmente están muy abajo de su capacidad y así no cumplirán con las exigencias de los productores que se inclinan por un cultivo de alta demanda.

“Lo que ocupamos es que en los próximos días caigan más buenas lluvias pero que no ocasionen muchos destrozos, ya que si a la presa Adolfo López Mateos le entran buenos volúmenes, eso nos garantizaría un ciclo para el maíz sin problemas de riegos”, dice Urías Cuadras.


Más de interés