La empresa de clase mundial vs los tepicenses



05 DE SEPTIEMBRE, 2019

** Lamenta Castellón Fonseca, falta de sensibilidad
** Irracionales en sus diálogos, a la Comisión Federal de Electricidad, sólo le importa que le paguen los 170 millones de pesos que le adeuda el ayuntamiento de Tepic, so pena de cortar la energía a los pozos que suministran el vital líquido.

POR GUILLERMO AGUIRRE

Ayer el alcalde de Tepic, nos concedió la prerrogativa de darnos la primicia en algunos datos de información respecto al municipio, algunas son buenas noticias, otras no tan buenas, como el caso del adeudo con la Comisión Federal de Electricidad, adeudo que es especialmente originado por el consumo de energía eléctrica del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, el SIAPA, como le conocemos coloquialmente, y bueno en este asunto las negociaciones se han entrampado en forma desagradable, y con malos resultados para ambas partes, el ayuntamiento porque le exigen que cubra liquidaciones de facturaje que por supuesto no tiene y eso lo tiene en problemas financieros ante la antaño paraestatal y hoy llamada empresa productiva, y además con el riesgo latente y la amenaza también de que le corten el servicio eléctrico especialmente en los pozos que suministran el vital líquido para los capitalinos, y la citada empresa productiva, porque se ha vuelto insensible a cualquier forma de razonamiento económico y siempre responde con la única palabra que tienen en la boca: “paguen”.

Es sobre este tema en especial que el presidente municipal de Tepic, amplía la información señalando que en su concepto México vive una encrucijada muy fuerte, que puede encaminarse en la ruptura de un régimen a otro, es decir una crisis institucional, por ejemplo, lo que estamos sufriendo los tepicenses y el ayuntamiento capitalino, es producto de la reforma energética de PEÑA NIETO.

Lo que ocurrió es que hicieron de las empresas de energía, empresas productivas del estado, tanto PEMEX, como la Comisión Federal de Electricidad, para que pudieran capitalizarse también con capital privado y generar una política de tarifas que siguieran más las tarifas comerciales que las tarifas subsidiadas o sociales.

Una de esas políticas, que son las tarifas a los pozos de agua, subieron de tarifa social a tarifa comercial, como si el agua se vendiera a las garrofoneras, a las empresas que venden agua en garrafón por decir algo, o como si se vendiera a los pozos que sirven a las grandes propiedades agrícolas, entonces la energía para los pozos subió en 70 por ciento en diciembre del 2017, y así, cuando el actual alcalde llegó en septiembre del 2017 a la presidencia municipal, y el primer acto que tuvo como alcalde, fue ordenar que se pagaran 5 millones de pesos, de la factura de la CFE, porque si no pagaban esa factura, el 20 de septiembre les iban a cortar el servicio a los pozos, dice el presidente de Tepic, que esa fue la primer factura que él ordenó pagar, pero que en ese momento no entendía la dimensión del problema porque pues iba llegando al cargo.

Sin embargo después del incremento de la tarifa, empezaron a subir, de 5 millones a 7 millones de 7 millones a 8 millones, de 8 a nueve millones, y de 9 a diez millones de pesos por mes.

Pero cuando llegaron a los diez millones de pesos, el ayuntamiento ya no pudo pagarlas, simplemente porque era un 100 por ciento de aumento en menos de un año.

Fue entonces que la decisión de CASTELLON FONSECA, fue ordenar que se pagara a la CFE, lo que se pudiera, pero entonces la empresa productiva del estado, o sea la CFE, se negó a que le pagaran facturación parcial, dijeron que no, que el pago era de 10 millones de pesos, que no podían aceptar 5 millones, ni 6, y entonces la deuda se fue acumulando, desde abril hasta diciembre, hasta que el ayuntamiento pudo sentarse de nueva cuenta a platicar con la Comisión Federal de Electricidad y pudieron dialogar con ellos, y entonces el alcalde les dijo, “ya les debemos 170 millones de pesos, repartidos así: 36 del periodo del TORO GONZALEZ CURIEL, 55 MILLONES del periodo de POLO DOMINGUEZ, y DAVID GUERRERO, y más de 80 millones del periodo de lo que va de JAVIER CASTELLON FONSECA.

La situación era ya grave, y los de la Comisión Federal de Electricidad, decían que les iban a cortar la luz, amenazaban con cortar la energía de los pozos si no pagaban en ese momento preciso, todo el total, y claro que era lógico que no lo podrían hacer, como no lo pueden hacer en este momento.

El asunto aquí es que no es sólo Tepic, la ciudad o municipio que tiene adeudos con la empresa productiva CFE, hay cientos de municipios que están en esa condición, incluyendo a Acapulco, San Juan Teotihuacán, Comalcalco, Ecatepec, y Macuzpana que es la tierra del presidente AMLO.

Y ¿Qué es lo que pasó en este caso? Se pregunta el alcalde Javier Castellón Fonseca, y se contesta que en algún momento cuando llegó el nuevo gobierno se preguntaron, a ver cuánto es el déficit de la Comisión Federal de Electricidad, 180 mil millones de pesos, y cuando preguntaron por el déficit de PEMEX, dijeron 300 mil millones de pesos, entonces se pensó que a PEMEX, se le metería dinero del fondo de contingencias, 150 mil millones de pesos, para tratar de levantarlo, mientras que a la CFE, deduce el alcalde que le dijeron, lo que te deben hay que sacarlo de los deudores, y lamentablemente los deudores están en los municipios, están en las empresas, y están en los ciudadanos, y fue cuando comenzaron una política de endurecimiento del cobro de tarifas que son imposibles de paga, incluyendo para la población.

Dice el alcalde que él conoce bien como se ha manejado a la CFE, desde hace muchos años, que incluso como senador de la república participó en una negociación muy cercana para que en el año 2008, le dieran un subsidio al norte del estado de Nayarit, el recuerdo del hoy alcalde es que en esos tiempos, se pudieron conseguir los beneficios solicitados, y en esos tiempos había mucha sensibilidad además en el trato de parte de la Comisión Federal de Electricidad, eran muy accesibles, pero hoy ya no lo son, incluso ahora pusieron gerentes, gerentes que no tienen siquiera una idea del daño que le pueden ocasionar a la población de cortar el servicio de energía eléctrica a una ciudad como Tepic.

Entonces cuando se pone a dialogar con ellos, invariablemente tienes que chocar, es decir no hay acuerdos, porque por ejemplo les dices que no pueden cortar las energía, no se les puede pagar 10 millones de pesos mensuales, cuando mucho se les pueden pagar cinco millones que eran los que estaban cubriendo, o cuatro millones, pero imposible pagarles 10 millones de pesos, dice JAVIER, que el tema llegó a endurecerse tanto, se crispó tanto la situación que la CFE, le dijo que si no pagaba le iban a cortar el servicio, y entonces él, un tanto molesto por la intransigencia, les dijo que no lo iba a permitir, así con esas palabras firmes.

Y además reitera el alcalde que sigue en esa misma posición de no permitir el corte de la energía, así en franca oposición, una manera de evitar que la CFE, lleve a cabo su decisión de corte, es ponerle policías a los pozos de agua, para evitar cualquier acercamiento de la empresa productiva.

Lamenta JAVIER CASTELLON, que no hay manera de entenderse con los actuales directivos de la empresa, que es incluso como si estuvieran hablando lenguajes distintos, o sea idiomas diferentes.

Él les ha dicho que ellos tienen tarifas comerciales, y que las incrementaron el 100 por ciento, y ellos contestan que eso no depende de ellos, que eso depende de la Comisión Reguladora de Energía, y que aunque les diga que en el SIAPA, las tarifas no son comerciales, sino sociales y que las determina la cámara de diputados cada año en la ley de ingresos, y que para el año 2019, les permitieron incrementar las tarifas el 3 por ciento, entonces mientras que la CFE, le incrementa al ayuntamiento de Tepic, el 100 por ciento de las tarifas, el ayuntamiento sólo incrementó su tarifa en 3 por ciento, ya desde aquí hay un déficit de recuperación del 97 por ciento, por lo cual es simplemente imposible pagarle a la CFE.

Privatizar tampoco es la solución porque obviamente que esto significa que aumentará el costo del servicio del SIAPA, entonces hay una encrucijada que solamente se puede atender atendiendo el problema de carácter político, humanitario y que las tarifas de los pozos de agua, regresen al nivel que tenían anteriormente y que consistía en un cobro de 5 millones de pesos mensuales.

Para cerrar, dice el presidente de Tepic que la CFE, se está portando peor que cualquier empresa neoliberal, peor que en cualquier tiempo de SALINAS DE GORTARI, y eso ya es decir mucho.

En fin, parece que a la CFE, le falta ser verdaderamente una empresa del pueblo, como fue la idea original de su creación…hasta mañana


Más de interés