La angustia de las deudas impagables



22 DE JULIO, 2019

** Leyes fuertes contra agiotistas y usureros
** Y ahora una nueva ley, es la iniciativa para cuidar a los que deben dinero en las abundantes casas de cr馘ito expr駸 y que terminan con la tranquilidad con estos deudores

POR GUILLERMO AGUIRRE

Bueno pues parece que la moda sigue, me refiero a la moda de hacer leyes para cuidar a los que no tienen mucho control de sus acciones, ya les dije en la ltima columna que publiqu aqu mismo, que primero haba sido las leyes para ayudar a las mujeres violentadas, an contra su propia voluntad; el s畸ado publicamos que en la cercana fiesta de la colonia Dos de Agosto, en vista de que la gente que consume alcohol, en las fiestas previas a la gran celebracin, no sabe aplicar la consejo de 渡ada con exceso, todo con medida, fue el departamento de funcionamiento de negocios del ayuntamiento de Tepic, el que opt por no dar permiso de venta de alcohol en estas fiestas, sobre todo en los cinco bailes pblicos previos al baile final que es el da dos de agosto, todo porque en los aos anteriores, nunca han faltado los hechos de sangre ocasionados por beodos irresponsables.

Bueno, pues siguiendo con esta saga, fue antier cuando El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal チvila, dijo que presentar en la prxima sesin de la Comisin Permanente, a realizarse el 24 de julio, o sea pasado maana, una iniciativa para modificar diversos artculos del Cdigo Penal Federal y de la Ley de Instituciones Indebidas.

El objetivo de dicha legislacin es ir contra los pr駸tamos conocidos como "gota a gota" y proteger el patrimonio de las personas, especialmente las m疽 pobres, ante la expansin de quienes hacen financiamientos indebidos, asociados con delitos de usura, robo, extorsin y lavado de dinero.

Este t駻mino de 堵ota a gota, es importado de Colombia, nacin en donde se empez a poner de moda este tipo de pr駸tamos, y que a la fecha han llevado incluso al suicidio a personas que ya no hallaron la puerta cuando se endeudaron originalmente con una pequea cantidad, creyendo que pronto la iban a liquidar, pues en apariencia fue f當il obtener el cr馘ito.

Probablemente alguno de ustedes mis amados lectores, han de recordar un triste video, grabado en vivo, precisamente en una ciudad de Colombia, en donde una seora joven, se lanza de un puente con todo y su hijo de 8 aos, agobiada por un pr駸tamo de los llamados gota a gota, y que consiste en que a diario se les cobran los intereses, los que cuando no se pagan un da, se acumulan con m疽 intereses, hasta hacerse una cantidad fabulosa, y lo peor, impagable.

Bueno, pero volvamos a M騙ico, en donde el seor MONREAL AVILA, dice que el argumento de su propuesta, es que de acuerdo con la Comisin Nacional para la Proteccin y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, quienes se dedican a esa pr當tica ofrecen pr駸tamos "f當iles" al entregar al interesado en un da el monto solicitado, sin checar Bur de Cr馘ito, sin aval y ni contrato, con el nico requisito de tener un negocio y contar con una identificacin oficial.

Esa actividad desplaza a los productos financieros formales dada la rigidez de su estructura, por supuesto que alguien que va a solicitar un cr馘ito de 5 mil pesos a un banco, se encuentra con una serie de requisitos que terminan por abrumarlo y que adem疽 no puede siempre conseguir para aportarlos al banco, y pues su des疣imo es tan pat騁ico que cuando ve que hay esas casas que ofrecen cr馘itos r疳idos, que ofrecen pr駸tamos en forma sencilla, sin dudarlo el solicitante de un cr馘ito, va y en la mayora de las veces adquiere su cr馘ito, pero tambi駭 adquiere una serie de compromisos que nunca se dio tiempo para leer en el contrato que le hicieron firmar.

Pero lo peor no es el rosario de conflictos que se ech al cuello con slo firmar un contrato r疳ido, no, esto no es lo peor, m疽 grave es que este tipo de 田rediexpres, de 鍍u dinero f當il, de 鍍e prestamos facilito, etc騁era, etc騁era, no est疣 sus actividades tipificadas como un delito, slo se considera un modus operandi, en consecuencia, es complejo castigar a quienes lo ejecutan y es difcil para las victimas encontrar un medio de proteccin legal efectivo.

Aunque hay que aclarar que los delitos por s (usura, robo extorsin) ya est疣 tipificados, por lo tanto , dice el coordinador del senado, que ellos pretenden meter agravantes y doblar las sanciones, y eso parece ser factible, es decir, agarrarse de lo que ya hay y puede castigarse, para disuadir a los usureros a abusar de sus deudores.

En el caso de la ciudad de M騙ico, los pr駸tamos se hacen principalmente a pequeos comerciantes y vendedores ambulantes, con un inter駸 aparentemente bajo, pero debido a que se cobran de manera diaria o mensual, poco a poco la deuda se vuelve impagable.

Las autoridades han revelado que en la Ciudad de M騙ico la red de prestamistas "gota a gota" est integrada por casi mil 500 personas sudamericanas que llegaron como turistas y que desde 2015 han entregado tarjetas para darse a conocer en mercados y pequeos comercios.

Adem疽, en la capital del pas se ha perseguido el delito como extorsin agravada. Colombia, por otro lado, cre el delito de 田obro coactivo" y Per elev las sanciones para el caso de la usura. Y es que amigos, y amigas, Deber dinero es como una tela de araa que va creciendo y amenaza con atraparnos, si es que ya no estamos atrapados en ella. Se trata de una situacin que puede generar altsimas dosis de angustia y m疽 de un conflicto emocional, es cierto que nadie se endeuda por gusto, ni con la intencin de no pagar. Si pedimos dinero prestado es porque tenemos un plan en el que es posible reponer el dinero prestado.

Es posible que los c疝culos hayan sido incorrectos, o que las cosas no hayan salido como lo esperamos. Ah es cuando empieza el martirio de deber dinero: los prestamistas se encargan de convertir nuestra vida en una pesadilla, con el aumento de los intereses y el acoso para que paguemos.

En ese punto no tenemos otra opcin sino la de pagar, o pagar. Quiz疽 podamos renegociar el cr馘ito, o tal vez tengamos que vender el sof, la c疥ara fotogr畴ica, la pantalla de 55 pulgadas, etc騁era, etc騁era, pero al final siempre tenemos que pagar. Lo que puede desembocar en continuas situaciones de estr駸 y ansiedad y como les dije lneas arriba, en ocasiones hasta decisiones funestas.

Por otra parte, hay que reconocer que existen algunas personas que hacen de deber dinero su forma de vida. Viven invadidos de angustia por la premura de cumplir y entonces toman una nueva deuda para pagar las anteriores. Nunca pueden salir de ese crculo vicioso. Este tipo de personas pueden considerarse como 電eudores compulsivos y se identifican porque cumplen con algunas caractersticas: por ejemplo, No tienen clara su situacin financiera. No saben lo que es un presupuesto mensual. Piden multitud de pequeos pr駸tamos (una cantidad baja de dinero, un l疳iz, etc.) y nunca los devuelven, No tienen la menor idea del concepto de ahorro.

Acostumbran a comprar por impulso. Est疣 frecuentemente en 田risis financiera.

El manejo del dinero tiene mucho m疽 que ver con las emociones y los deseos inconscientes, de lo que la mayora est dispuesta a admitir. Muchos de los problemas con el dinero surgen no de la forma cmo se obtiene, sino de la clase de cosas en las que se gasta.

Pero entonces, yo les pregunto: ソSi el manejo del dinero no funciona?, ソsi es fuente de angustia?, ソsi lleva a deudas interminables? entonces ソporque las personas no se detienen en algn momento de su vida, a llev疵sela con m疽 apego a la realidad?, la respuesta quiz es porque no estamos hablando simplemente de finanzas, sino de condiciones psquicas que es necesario revisar y valorar.

Finalmente les quiero comentar que endeudarse de manera permanente es una especie de autovictimizacin que a veces nos permite alimentar la imagen pobre que tenemos de s mismos y de la vida, para ganar la conmiseracin de la que se creen merecedores.

Finalmente les anticipo que Monreal チvila consider como urgente atender, desde el 疥bito legislativo, ese entramado de conductas delictivas, pues vulneran la economa de los m疽 necesitados y quebrantan la tranquilidad de los menos informadosbueno, pues ahora a esperar vamos a ver qu tal cuida la c疥ara de senadores a los que piden prestado por necesidad o por viciohasta maana


M疽 de inter駸