El miedo aún reina en Guamúchil tras brutal balacera

De acuerdo a testimonios, una familia y dos mujeres buscaron refugio en una de las florerías. El enfrentamiento también ocurrió desde callejones.
Publicado: 10 DE FEBRERO, 2020



EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- En la población alvaradense sigue vivo el temor por las balaceras del pasado domingo, pero aún más en quienes presenciaron a metros el enfrentamiento.

Nadie ve, nadie oye, nadie sabe. Es la medida de autoprotección de los testigos directos e indirectos del refuego, de cerca o desde lejos el miedo acorrala igual, y aunque ya pasaron más de dos días, el pánico quedará por un tiempo. No hay palabra de aliento que valga, porque el sonido de las balas sigue retumbando en la memoria. De acuerdo a testigos directos de los hechos, esa madrugada del domingo 9 de febrero dos mujeres quedaron en medio del fuego cruzado en una de las calles del centro de la ciudad.

A una de las víctimas, un estudiante de preparatoria, lo sorprendió el refuego mientras descansaba al interior del vehículo de su padre. Se comenta que resultó con afectación en la parte de su rostro, cerca de un ojo. Su padre se encontraba trabajando a unos metros y fue alcanzado por un proyectil, pero se dice que solamente “le rozó una parte de su pierna”. Se dice que también la esposa del vendedor y una hija que estaban presentes no resultaron lesionadas. En ese momento también se encontraban dos mujeres, al parecer clientas.

Increíble pero cierto, sobrevivieron a la lluvia de balas cuando corrían por su vida hacia una de las florerías en busca de refugio. Personal que aún se encontraba laborando les brindó auxilio.

En el establecimiento comercial que presentó el mayor daño la suma es de miles de pesos: vidrios, paredes y gran cantidad de mercancía. En el resto de los locales se pudo confirmar en voz de sus propietarios, en la visita a los comercios, que los daños son principalmente en vidrios, anuncios y mercancía. En uno de éstos había 27 camisetas perforadas, inservibles, cada una con un valor de 230 pesos. En otro la cifra era de cerca de 3 mil pesos en daños, pero también el daño psicológico está presente, hay temor. Los propietarios comentaron estar a la espera del apoyo del municipio, pero de su parte ya iniciaron con la reparación de los daños.

El alcalde de Salvador Alvarado, Carlo Mario Ortiz Sánchez, se comprometió a brindar apoyo a quienes resultaron afectados en sus locales por el impacto de las balas. Respecto a las principales víctimas, se observó que personal del Ayuntamiento se encontraba buscando a los afectados para brindarles el apoyo necesario.




Más de interés