El Carismático “Pájaro Bobo”, un Icono de la Riviera Nayarit

Es una de las principales atracciones para los observadores de aves que visitan el Parque Nacional Islas Marietas y el Parque Nacional Isla Isabel
Publicado: 06 DE ABRIL, 2020



MERIDIANO/Bahía de Banderas

Alcatraz patiazul, piquero de patas azules, alcatraz camanay (Sula nebouxii). Tres elegantes nombres para una simpática ave que popularmente es conocida como “Pájaro Bobo” de patas azules, una de las especies más admiradas por los observadores de aves que llegan a la Riviera Nayarit.

El mote de “bobo” le viene por su mirada vaga y su torpe caminar en tierra, aunque en el agua está en su elemento ya que es un excelente nadador y mejor pescador, ¡De bobo no tiene ni una pluma!

¿Te gustaría conocer más acerca de esta bella ave? ¡Sigue leyendo!

Desde hace algunos años se extendió el mito de que este singular patiazul solo podría hallarse en las Islas Galápagos, —un archipiélago volcánico del Océano Pacífico frente a la costa de Ecuador—, pero lo cierto es que se localiza en una extensa región del Pacífico americano. En México, por ejemplo, ha elegido la costa nayarita para vivir y reproducirse, específicamente el Parque Nacional Islas Marietas y el Parque Nacional Isla Isabel, además de otros islotes en el estado de Nayarit que se han convertido en un santuario para la especie. Allí se aparea, da a luz a sus crías y también convive con su “primo” el Piquero pardo (Sula leucogaster) (conocido como “Bobo” de patas cafés), además de otras 90 especies de aves, incluyendo la fragata y la gaviota mexicana (Larus heermanni).

Biólogos investigadores refieren que el “Pájaro Bobo” de patas azules mide entre 30 y 85 centímetros, tiene el cuerpo de color blanco con la espalda oscura moteada; sus alas son largas y oscuras, su cola puntiaguda y su pico largo y agudo; destacan, por supuesto, sus grandes patas palmeadas azules que luce en amplias zancadas durante el cortejo para conquistar a su pareja. El que tenga las patas más azules es el más atractivo.

Otra de sus características es que se alimentan de manera espectacular: para pescar se eleva a media altura, pendiente del menor aleteo de algún pez, y una vez que ha localizado a su presa se lanza en picada para atraparla a varios metros de profundidad, alcanzando velocidades de hasta 96 km/hora.

Investigaciones arrojan que el alcatraz patiazul no solo es atractivo, sino también de gran utilidad en el ecosistema al ser una especie “bioindicadora”, es decir, refleja tanto las condiciones oceánicas como de la productividad marina ya que modifica su dieta y la tasa de crecimiento de los polluelos de acuerdo al alimento disponible (MacCall, 1982; Ricklefs et al. 1984, y Jahncke y Goya, 2000).

Somos Lujo
y Naturaleza

Por todo eso y más el “Pájaro Bobo” de patas azules es parte importante del Lujo y Naturaleza que la Riviera Nayarit ofrece a sus visitantes.
Anota una expedición al Parque Nacional Islas Marietas. Una vez allí mantén tus ojos bien abiertos para que puedas observar a estas aves descansando plácidamente en las rocas, o si tienes suerte, utilizando sus extraordinarias habilidades para pescar.

Te recordamos que el Parque Nacional Islas Marietas fue nombrado en 2008 Reserva de la Biosfera por la UNESCO, basta descubrirlas para saber que no solo es un tesoro de la Riviera Nayarit sino del mundo, y debe preservarse intacto.

Cuando la contingencia sanitaria por el COVID-19 termine, El Tesoro del Pacífico Mexicano estará esperándote. Mientras tanto: #EnCasaConRivieraNayarit.




Más de interés