El dilema de hijos de divorciados



16 DE MAYO, 2019

** La distancia de la teoría a la práctica
** Cargado de buenas intenciones y recomendaciones el derecho a favor de los niños, el problema son los que tienen que seguir estas encomiendas.

POR GUIILLERMO AGUIRRE

Leo con interés la entrevista que nuestro compañero de NNC.MX, Fernando Ulloa Pérez, le hace a Ana Isabel Velasco García, magistrada e integrante de la Sala de Jurisdicción mixta del Poder Judicial en Nayarit, respecto a los derechos de los hijos de los padres divorciados, las recomendaciones de la magistrada que son obviamente recomendaciones que tienen relación exclusivamente con cuestiones legales y obligaciones que los tribunales consideran importantes, y si, en efecto, son buenas sugerencias, con el pequeño agravante que estamos hablando de que tales consejos le son dados a seres humanos llenos de rencores, venganzas, despechos, amarguras, resentimientos, que lo último que quieren es beneficiar con su conducta de bondad, generosidad, humildad y servicio, a su hijo, hoy propiedad de ellos por mitad, ya que la otra mitad es propiedad de la ex conyuge, y es que actuar con todas las virtudes de bondad y generosidad, significaría para muchos de los aconsejados quedar bien con su expareja, y pues ahí empezó el problema precisamente.

Pero bien, como no quiero irme en banda, mejor les comparto que Ana Isabel Velasco García, magistrada e integrante de la Sala de Jurisdicción mixta del Poder Judicial en Nayarit, declaró que los hijos de padres y madres divorciados tienen derecho convivir con sus progenitores a pesar de que alguna de las partes se oponga, consejo que no nos resulta de impacto porque esto es sabido desde siempre, cualquier padre que aporta la pensión alimenticia para su vástago, tiene todo el derecho del mundo a convivir con el hijo producto de su unión con quien ahora ya no es su pareja.

Y miren, les quiero decir que ningún padre, o madre de familia en todo caso, desconoce este derecho, tampoco sale sobrando que lo repita la magistrada integrante de la Sala de Jurisdicción mixta del poder judicial de Nayarit, pero resulta que el problema en nuestro estado está al revés, es decir, cientos de mujeres cuyo marido ya no vive con ellas, sea porque simplemente las dejó para unirse a otra pareja, sea porque se divorció, sea porque un día detestó a la madre de sus hijos y se fue de la casa, lo que quieren es precisamente que el padre conviva con sus hijos, no es que los padres no lo hagan porque se los niegan, no para nada, es porque los padres, encontraron novedades femeninas, tuvieron otros hijos, y lo que menos pueden hacer, es darles el tiempo al que desde luego ellos saben que tienen derecho, a sus hijos que ya no viven con ellos.

Claro que esto nada tiene qué ver con el dinero de la pensión, esto es totalmente aparte, la convivencia a la que se refiere la licenciada del Tribunal de Justicia, es la convivencia a la que tienen derecho todo padre o madre divorciado, pero lo repito, el asunto no es de negación de sus pequeños o grandes hijos, es problema es que son precisamente los que tienen este derecho los que no quieren ejercerlo.

Claro que seguramente habrá sus notables excepciones, es decir, los casos en que la madre o el padre, que tiene los hijos en su casa, se encapriche en que no vean al que sigue su padre o madre, pero que ya no vive con ellos, pero lo quiero decir con toda claridad, estas son las excepciones no las reglas, para qué más que la verdad.

La licenciada Ana Isabel Velasco García, explica que cada adulto tiene un derecho particular y puede formar su familia, pero cuando tiene hijos, el interés superior del niño es predominante sobre el derecho superior de los padres y hasta sobre los derechos del estado, porque luego entonces son perjudicados los niños, y los papás no han tomado en cuenta esa situación, para explicar a los que no somos abogados ni magistrados especializados en el derecho familiar, la licenciada ANA ISABEL VELASCO, dice que cuando los padres se separan, y uno de ellos, o cada uno de ellos, empieza a hacer su vida por otro lado, es decir agarra nueva pareja, antes de comprometerse, primero tendría que ponerle a consideración a su nueva pareja que él o ella, van a atender a sus hijos que dejaron con la otra esposa o esposo, para que no le vaya a molestar a la nueva señora o señor, y claro, de acuerdo a lo que considera la magistrada, si la nueva compañera o compañero, reniega de esto, o le advierte al nuevo conyuge, que no admite esto porque significa que seguirá viendo a la expareja, entonces el proponente del nuevo matrimonio, debe optar por no casarse o unirse a esa persona, esto porque “el interés superior del niño es predominante sobre el derecho superior de los padres”, y ante este tipo de enunciados legales, usted y yo sabemos que cuando alguien anda de nuevo muy temperamental con su nueva pareja, especialmente los que somos hombres y nos da por tomar parejas jóvenes, lo que menos nos importa es el famoso interés superior del niño, ¿qué adulto que anda calientón y quedando bien con una muchacha o muchacho que le llena el ojo, va a pensar en el interés superior del niño, antes que en el gozo del adulto con su nueva conquista.

Por eso como les digo, las leyes en México, son tan hermosas que para que no se hagan feas, la mayoría mejor no las toca, las deja como están sin llegar a su cumplimiento, o bien, aparentando cumplirlas.

Sin embargo, Ana Isabel Velasco García, refirió que en la actualidad el Poder Judicial de Nayarit cuanta con jurisprudencia para modificar el régimen de custodia, pues dijo que cuando la madre o el padre del menor no permiten que el niño conviva con la otra parte, se están violentando los derechos de los infantes: “cuando la mamá o el papá no permite la convivencia de los niños con el otro progenitor eso es una violación a los derechos del niño, por lo tanto lo estas perjudicando y un padre que perjudica a su niño es factible que se lo quites, independientemente de que el papá o la mamá den pensión alimenticia, insisto, el derecho es del niño no de los papás, eso es algo que tienen que ver los padres, no tienes derecho como progenitores a violentar los derechos de sus hijos en aras de un problema personal de pareja, eso es fundamental tomarlo en cuenta, uh, pues miles de madres estarían felices porque los esposos que las abandonaron anduvieran queriendo ver a los hijos que también abandonaron y que además ni siquiera una miserable pensión les dan.

La gran realidad es que no es una casualidad que muchos niños con padres divorciados terminen teniendo problemas en el colegio, que algunos empiecen a coquetear con el alcohol y las drogas a una edad muy temprana o que terminen con los canales de comunicación que les conectan con su familias. Los niños sufren tanto o más, lo hacen al ver como una de las primeras relaciones que tienen como referencia, fracasa.

El 60% de los niños de padres divorciados necesitan someterse a algún tipo de tratamiento psicológico, otra falacia o bueno, para no ser tan crudo con las palabras diré, otro sueño, me refiero a ese 60 por ciento de hijos de mujeres que de la noche a la mañana se encuentran con que quien era su pareja, se juntó con otra persona, se fue de la casa, se regresó a vivir con sus papás, etcétera, etcétera, y si bien, es cierto que cuando hubo hijos en las uniones de parejas, éstos requerirían de atención sicológica para digerir el problema que están viviendo, la gran realidad es que muchas madres ya quisieran que alguien se los cuidará, ya eso de recibir atención sicológica, es como parte de otro mundo, como dice nuestro presidente AMLO, del mundo fifi de los hijos de los divorciados.

Muchos progenitores piensan que la separación solo les afecta directamente a ellos. No obstante, esto no es cierto cuando hay niños de por medio. Aunque no se les preste atención, los más pequeños sufren el divorcio, las discusiones, los malentendidos y todo lo que pueda generarse en la ruptura. Tener padres divorciados puede ser una situación que muchos niños no sepan gestionar por sí mismos. Además, lo normal es que tengan muchas dudas y necesiten que alguien, con paciencia y comprensión, se las aclare.

Los niños pueden reaccionar con rabia, tristeza o ira ante la posibilidad de un divorcio dando a entender que a ellos también les afecta…en fin, agradecidos con los consejos de Ana Isabel Velasco García, magistrada e integrante de la Sala de Jurisdicción mixta del Poder Judicial en Nayarit, por consejos y teoría no queda…hasta mañana


Más de interés