Culiacán. Tianguis volverán a abrir este jueves

Mientras que algunos comerciantes de tianguis presionaron hasta obtener el permiso para abrir, otros requieren primero el permiso de la Secretaría de Salud.
Publicado: 10 DE AGOSTO, 2020



La reapertura de los tianguis preocupa a una parte de los comerciantes por los posibles contagios de COVID-19, producto de las aglomeraciones que podrían generarse en Culiacán, Sinaloa.



Tras semanas de insistencia, un grupo de ‘tiangueros’ lograron que el Gobierno Municipal de Culiacán aprobara la reapertura para este jueves 13 de agosto para el tianguis Laureles Pinos, lo que dejó inconforme a otros que señalan que las condiciones no son aptas aún para abrir el comercio.



Humberto Elizalde Díaz, uno de los comerciantes, aclaró que la situación en la que se encuentran los tiangueros sí es preocupante y de necesidad por la falta de ingresos, pero el que se abran estos negocios aún no es viable para la alta cantidad de casos de covid en la ciudad, y teme que pueda darse una situación similar a Navolato en la que por el repunte en los contagios se cerró nuevamente el puerto de Altata.



Señaló que darse un caso similar en Culiacán, será a los comerciantes de tianguis a quienes se considerará culpables, poniendo en riesgo que se cierren algunos de forma permanente, por lo que piden que sea la Secretaría de Salud quienes den la autorización y sean responsables de cualquier situación.



Añadió que, en el caso del Tianguis Laureles Pinos, muchos vecinos alrededor no están conformes con la ubicación de este en la colonia, por lo que el abrir y arriesgarse a contagios dará a estos un motivo para buscar que se cierre definitivamente.



¿A quién se le va a echar la culpa si hay un rebrote en el tianguis? A nosotros; si la Secretaría de Salud y Gobierno del Estado y Municipal dicen que es viable abrir los tianguis nosotros estamos totalmente de acuerdo, pero que sea un acuerdo no forzado, dijo.



De igual forma, declaró que el grupo que metió presión al gobierno, aprovechando la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador, son tan solo unos 20 comerciantes, que no representan a los cerca de 3 mil trabajadores.



Expresó que, de darse autorización por parte de Salud, él sí estaría abriendo al tener la certeza de que ellos serían responsables, pues coincidió en que la situación desde el cierre ha sido complicada por no poder vender, pero que si ya han vivido cinco meses de esta forma pueden hacerlo uno o dos más.





Más de interés