Congreso de Tlaxcala aprueba Ley Olimpia

El Congreso del estado de Tlaxcala aprobó la llamada Ley Olimpia, la cual sanciona a las personas que divulguen, difundan, compartan, distribuyan, publiquen o comercialicen imágenes, audios o videos con contenido íntimo o erótico sexual sin el consentimiento de la víctima.
Publicado: 13 DE DICIEMBRE, 2019



NOTIMEX

Tlaxcala.- De esta manera lo determinaron los legisladores locales que aprobaron por mayoría de votos, en sesión extraordinaria de este viernes, una reforma al Código Penal y la Ley que Garantiza el Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, ambos del estado de Tlaxcala.

Esta reforma prevé sanciones con penas de tres a cinco años de prisión y multa de 200 a 500 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización, a quien realice las actividades antes mencionadas.

Se informó que la pena se incrementará hasta en una mitad cuando el delito sea cometido por el cónyuge o por persona con la que esté, o haya estado unida a la víctima por alguna relación de afectividad, aun sin convivencia.

Además, cuando el sujeto activo mantenga una relación laboral, familiar o de amistad con la víctima; se cometa contra una persona en situación de vulnerabilidad social o de origen étnico.

O bien, si se comete en contra de una persona que por su situación de discapacidad no comprenda el significado del hecho y cuando se realice contra menores de edad.

La autoridad investigadora podrá ordenar el retiro inmediato de la publicación que se realizó sin consentimiento de la víctima, al administrador o titular de la plataforma digital, medio de comunicación, red social o cualquier otro medio que la contenga.

También se indicó que la reforma establece que si el sujeto activo es servidor público y se aprovecha de esa circunstancia, además de las sanciones penales se le destituirá de su cargo.

Cabe mencionar que se establece que la violencia digital es cualquier acto realizado a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), plataformas de internet, redes sociales, correo electrónico, o cualquier otro espacio digitalizado.

Siempre y cuando implique acoso, hostigamiento, amenazas, insultos, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión sin consentimiento de contenido íntimo, textos, fotografías, videos y/o datos personales u otras impresiones gráficas o sonoras verdaderas o alteradas.

Todo esto, cuando atenten contra la integridad, la dignidad, la intimidad, la libertad, la vida privada o vulnere algún derecho humano de las mujeres, causando daño psicológico, físico, económico o sexual, tanto en el ámbito privado como en el público.



Más de interés