China aprueba pol駑ica ley de seguridad para Hong Kong


Publicado: 30 DE JUNIO, 2020



Beijing aprobó, según informes, una ley de seguridad nacional de amplio alcance para Hong Kong, que muchos temen que podría usarse para anular los procesos legales existentes y erosionar las libertades civiles y políticas de la ciudad.



El principal órgano legislativo de Beijing, el Congreso Nacional del Pueblo (APN), aprobó la ley por unanimidad el martes por la mañana, hora local, sin pasar por la legislatura de Hong Kong, según la emisora pública de Hong Kong RTHK, citando fuentes anónimas.



La agencia de noticias estatal china Xinhua informó anteriormente que la ley penalizaría delitos como la secesión, la subversión contra el Gobierno central chino, el terrorismo y la colusión con fuerzas extranjeras.



No se hizo público un borrador antes de su aprobación, lo que significa que la mayoría de las personas en Hong Kong no han visto detalles de una ley que ahora regirá sus vidas.



La aprobación de la legislación no ha sido confirmada oficialmente y los detalles siguen sin estar claros. Pero RTHK informa que la posible sentencia máxima por delitos bajo la ley será “mucho más alta” que 10 años de prisión.



La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, se negó a comentar sobre el progreso del proyecto de ley en su conferencia de prensa semanal el martes por la mañana, diciendo que sería “inapropiado” responder preguntas mientras la reunión de la APN aún está en sesión.



La Oficina de Información del Consejo de Estado de China dijo que realizará una rueda de prensa sobre la ley de seguridad nacional el miércoles por la mañana en Beijing.



La legislación fue ampliamente criticada por legisladores de la oposición en Hong Kong, grupos de derechos humanos y políticos de todo el mundo, y muchos dijeron que consolidará el control directo de Beijing sobre la ciudad semiautónoma. Muchos se preocupan de que pueda usarse para atacar a disidentes políticos, activistas, abogados de derechos humanos y periodistas en medio de la continua represión del Gobierno central contra la sociedad civil bajo el mando del presidente, Xi Jinping.



La aprobación de la ley se produce un día antes del 1 de julio, el aniversario de la entrega de Hong Kong del dominio colonial británico a China en 1997. Esta fecha se ha convertido en un día anual de protestas en la ciudad, pero, por primera vez desde la entrega, la policía no dio permiso a los manifestantes para realizar manifestaciones pacíficas.





Más de interés