Chatón Enríquez, otro exiliado por el Pacto de Caballeros

30 DE NOVIEMBRE, 2018

El mediocampista milita en el Omonia Nicosia de Chipre, uno de los clubes de mayor prestigio en ese país.
La carrera de Jorge "Chatón" Enríquez no pudo continuar en el futbol mexicano por culpa del famoso Pacto de Caballeros, pues a pesar de que era jugador libre tras terminar contrato con Chivas tuvo complicaciones para encontrar equipo en la Liga MX y por eso decidió emigrar al futbol de Chipre con el Omonia Nicosia.

“Hablé con mi representante porque terminé mi contrato en Chivas, tenía opciones en México como jugador libre y aunque se diga que no existe el Pacto de Caballeros cuando eres libre, existen una serie de complicaciones y mi prioridad fue buscar algo en el extranjero”, comentó en entrevista con el portal deportivo Mediotiempo.

“Tuve opciones de quedarme en México como jugador libre, pero fue difícil y en este caso Chivas no me ofreció ninguna renovación y por eso busqué con tranquilidad equipo en el extranjero y Ángel Gómez me ayudó para que se diera”.

Su llegada al balompié chipriota se dio gracias a que la escuadra del Omonia contrató como director deportivo al español Ángel Gómez, quien durante su etapa en el Espanyol de Barcelona intentó fichar al Chatón durante cuatro años, pero Chivas nunca lo dejó salir.

“Para mi suerte, hubo una contratación importante aquí en el Nicosia a nivel directiva (Ángel Gómez) y llegó un dirigente que hace unos años me quiso llevar a España y ahora que supo que era libre no dudó en llamarme y en extenderme la mano”, mencionó.

“Cuando escuché Chipre me sorprendí y subestimé la liga, porque no está en los reflectores, pero aquí todos los equipos se matan para ser vistos, geográficamente nos ven en varios países y se llevan a los jugadores y eso hace que exista mucha competencia y hay varios boletos para torneos de Europa”.

Enríquez relató la manera en la que conoció a Gómez, quien le confesó que hizo varios viajes a Guadalajara para entablar negociación con la directiva del Rebaño Sagrado, la cual no lo dejó salir y de paso nunca le informó de las ofertas.

“Cuando lo conocí tenía 20 años, fue en el Mundial Sub-20 de Colombia, desde ahí me dieron seguimiento y por lo que él me platica, intentó durante cuatro años llevarme a España y es una persona que siempre me ha dado la confianza y ahora tenemos la oportunidad de trabajar juntos”.

“Pocas veces me enteré, no siempre te enteras de lo que pasa detrás porque estás enfocado en la cancha y solo llegan rumores y hoy sé porque él me dice todo lo que hizo por llevarme y duele un poco más porque en su momento estuve borrado en Chivas porque había muchos jugadores en mi posición y al final no se dio, pero no es algo que me ponga triste ahora porque sé que eso ya pasó y siempre estaré agradecido a Chivas por lo que me dio”.




Más de interés