California: Detectan una actividad sin precedentes en una falla sísmica capaz de provocar un terremoto de magnitud 8



18 DE OCTUBRE, 2019

El movimiento en esa fractura geológica ha sido causado por unos temblores generados tras una serie de rupturas tipo dominó en una veintena de fallas pequeñas.
Una importante falla geológica de California (EE.UU.) capaz de provocar un terremoto de magnitud 8 ha comenzado a deslizarse tras la serie de sismos que sacudió ese estado estadounidense en julio pasado, advierte un equipo de científicos en su estudio publicado este viernes en la revista Science.

A principios de julio se registraron varios temblores en el sur de California, dos de ellos con una magnitud de 6,4 y 7,1 respectivamente, los más fuertes en la región en décadas. Los autores de dicho estudio, realizado por investigadores del Instituto Tecnológico de California y del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, descubrieron que esos sismos desestabilizaron la falla de Garlock, una gran fractura geológica que está conectada con la gigantesca falla de San Andrés.

Los análisis de los datos satelitales y de sismómetros mostraron que en aquella serie de movimientos telúricos se vieron involucrados alrededor de 20 pequeñas fallas conectadas unas a otras y previamente desconocidas. Una secuencia de rupturas tipo dominó en estas aumentó la presión sobre la falla de Garlock.
La complejidad de las fallas geológicas

"Me sorprendió ver cuánta complejidad había y la cantidad de fallas que se rompieron", dijo Eric Fielding, coautor del estudio. Comúnmente, se cree que los terremotos fuertes son provocados por la fractura de una falla grande. Sin embargo, el evento sísmico de julio pasado ilustra lo poco que aún sabemos acerca de los temblores de tierra.

"No podemos asumir que las fallas más grandes dominan el peligro sísmico, si muchas fallas más pequeñas pueden unirse para crear terremotos mayores", comentó por su parte Zachary Ross, autor principal de la investigación.

La falla de Garlock, de unos 300 kilómetros de longitud, se ha mantenido en relativa calma durante los últimos 500 años, pero ahora ha comenzado a deslizarse lentamente, y desde julio se ha desplazado hasta 2 centímetros.


Más de interés