Atienden a más de 150 mil beneficiarios en zonas marginadas: Carrillo

Prevalecen los pacientes indígenas de las etnias Cora, Huichol, Tepehuanos y Mexicaneros. Las acciones de promoción y prevención de la salud están enfocadas en fortalecer la calidad de los servicios que se otorgan en beneficio de la población más vulnerable

Publicado: 11 DE JULIO, 2019



Por Argimiro León

Tepic.- El Programa IMSS Bienestar está presente en los 20 municipios, sin embargo reforzó la atención en las comunidades de la sierra Del Nayar y La Yesca, ya que cuenta con un universo de trabajo de más de 150 mil beneficiarios, entre los que prevalecen indígenas de las etnias Cora, Huichol, Tepehuanos y Mexicaneros.

Para la atención a esta población usuaria se cuenta con 82 unidades médicas rurales (UMR), un Hospital Rural de segundo nivel en San Cayetano, un albergue para embarazadas, dos unidades médicas móviles y dos centros de atención obstétrica ubicados estratégicamente en las comunidades de Lindavista y Guadalupe Ocotán en el Municipio del Nayar.

El supervisor médico del Programa IMSS Bienestar, Agustín Carrillo Rodríguez señaló lo anterior luego de hacer un balance sobre la calidad de los servicios que se otorgan sobre todo en el Hospital Rural de San Cayetano, en donde se reciben pacientes referidos de las 82 unidades médicas rurales del estado, principalmente de los municipios del Nayar y la Yesca.

“En un día típico, en el Hospital Rural de San Cayetano y en las unidades médicas rurales se otorgan mil 200 consultas de medicina familiar y de especialidades; el nosocomio cuenta con 34 camas censables y 8 no censables, así como dos ambulancias al servicio del hospital”, detalló el supervisor médico.

Carrillo Rodríguez aseguró que con estas acciones se cumple con la misión de IMSS Bienestar de garantizar el acceso al derecho a la salud, el bienestar individual y colectivo de los mexicanos que no cuentan con acceso a la Seguridad Social, con servicios abiertos a la población en general, dentro del ámbito de las unidades médicas de primer y segundo nivel de atención, es decir cualquier persona recibe la prestación del servicio sin ningún costo.

Tras realizar un recorrido por las áreas de consulta externa de medicina familiar, estudios de laboratorio, pediatría, ginecología, cirugía general, epidemiología medicina interna, farmacia, hospitalización y el albergue en donde residen provisionalmente las embarazadas que vienen de las comunidades más alejadas de la sierra, el supervisor médico constató el buen funcionamiento del Hospital Rural No. 22 en San Cayetano.






Más de interés