Ahorran ya tiempo con supercarretera Durango-Mazatlán

Los primeros 170 kilómetros -de 230- ya concluidos de la nueva carretera Mazatlán-Durango permiten ahorrar dos horas 15 minutos en el traslado.
Publicado: 26 DE MARZO, 2013



Grupo REFORMA

Durango, México.- Aunque no se han concluido al cien por ciento los 230 kilómetros de la nueva carretera Durango-Mazatlán, los 170 kilómetros que ya están en operación permiten reducir de seis a tres horas 45 minutos el traslado entre ambas ciudades.

En un recorrido realizado por EL NORTE por esa vía se constató que, pese a que aún se tiene que circular 78 kilómetros por la carretera libre, los tramos abiertos de la nueva carretera permiten ahorrar dos horas y 15 minutos en el traslado.

Pese a que está terminado, el Puente Baluarte, obra emblemática de la nueva carretera, aún no puede ser utilizado.

Socorro González, directora de Comunicación del Centro SCT Durango, precisó que el nuevo trazo va de la capital de Durango al poblado Villa Unión, hasta el entronque para tomar la carretera a Nayarit o bien a Mazatlán.

"Ahora ya se hacen tres horas y media en vehículo particular, y cuatro horas y media en autobús de pasajeros", afirmó.

En el territorio de Durango hay dos casetas de cobro abiertas para circular 111 kilómetros: la primera a la altura de Garabitos, a 10 minutos de la capital, y la segunda en Llano Grande, que abarca el tramo que concluye en el poblado Las Adjuntas.

Estos 111 kilómetros tienen pavimento en buenas condiciones, a excepción de la parte final en donde se observaron algunos parches.

A partir de ahí, los usuarios deben tomar la carretera libre y recorrer 78 kilómetros de carretera sinuosa, con curvas cerradas y tráfico.

Sin embargo, este recorrido permite disfrutar el bosque en la zona más accidentada de la Sierra Madre Occidental, al pasar por parajes como Mexiquillo y "El Espinazo del Diablo".

En esta zona se encuentra una placa conmemorativa de la construcción de la carretera de los años 50, bajo el Gobierno Adolfo López Mateos.

Los automovilistas retoman la nueva carretera en territorio de Sinaloa, pasando el poblado La Petaca.

El tramo sinaloense comprende 60 kilómetros con una decena de túneles totalmente habilitados que permiten viajar con mayor seguridad, y al final se encuentra una caseta que cobra un peaje de 120 pesos.

Al arribar al poblado Villa Unión, a escasos 25 kilómetros de Mazatlán, un puesto de revisión militar genera la pérdida de 10 a 15 minutos.

Al 5 de marzo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes reportó un avance del 92 por ciento en la obras de la supercarretera, ya que aún están pendientes seis puentes, seis túneles, iluminación, sistemas de seguridad y ventilación.

Además de las comunicaciones de cinco túneles inteligentes y 27 kilómetros de pavimentación, por lo que estima que la obras esté totalmente terminada para octubre de este año.

Las obras de la carretera pendientes se encuentran en Sinaloa; en Durango sólo falta la construcción de una caseta de cobro y dos rampas de emergencias, así como equipamiento a túneles.

El 3 de enero del 2002, el entonces Gobernador de Durango, Ángel Sergio Guerrero Mier, dio el banderazo de inicio de la construcción del nuevo trazo de la carretera Durango-Mazatlán, y el 31 de enero iniciaron formalmente las obras.

El Puente Baluarte quedó concluido en el primer trimestre del 2012, y en noviembre el ex Presidente Felipe Calderón inauguró dos tramos de la supercarretera Mazatlán-Durango.

Detectan falla geológica

Una falla geológica provocó el desprendimiento parcial de un cerro en un tramo de la nueva autopista Durango- Mazatlán, por lo que fue necesario retirar 200 mil metros cúbicos de material, informó Socorro González, directora de Comunicación del Centro SCT-Durango.

La funcionaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que luego de un estudio se detectó la falla en el kilómetro 124 durante julio y septiembre del año pasado, y el derrumbe ocurrió en noviembre.

"Se detectó una falla geológica a la altura del kilómetro 124, debido a las lluvias que se registraron, que no fueron muchas afortunadamente, se filtró agua al cerro y se desprendió, fue debido a una falla geológica", dijo.

De acuerdo con el estudio, es necesario cortar el cerro para evitar más desprendimientos.

"Estamos hablando de arriba de 200 mil metros cúbicos de material que fue lo que se tuvo que quitar", dijo.

Señaló que del kilómetro 111 al 156 están trabajando en la iluminación, ventilación y drenes de los túneles mayores de 400 metros, así como en la construcción de la tercera caseta de peaje en el territorio de Durango, que estará ubicada en el kilómetro 122, a la altura del entronque Coscomate.

"Ya está construida la carretera; faltan pequeñas partes de asfalto, no es grande; se ve aparatoso el material por las maniobras que se están haciendo", dijo.

También construyen dos rampas de frenado en la zona de mayor pendiente para vehículos ligeros y de carga en caso de emergencia.



Más de interés



Ayuntamiento de Tepic - Navidad12portada -..-