15 Cosas Importantes que los Dueños de Perros no Deben Olvidar… la Última me Hizo Llorar

13 DE FEBRERO, 2014

No te enojes cuando brinco de felicidad cuando entras por la puerta. Yo solo vivo por diez o quince años. Tu eres lo único que hace que disfrute de ese tiempo y es difícil para mi cuando te vas.
AGENCIAS

No te enojes cuando brinco de felicidad cuando entras por la puerta

Yo solo vivo por diez o quince años. Tu eres lo único que hace que disfrute de ese tiempo y es difícil para mi cuando te vas.

Dame tiempo de entender lo que quieres de mi

No siempre lo logro en el primer intento, pero prometo que lo estoy intentando.

Dame tu confianza.

Así como yo confío en ti, tu debes de confiar en mi.

Por favor no te enojes conmigo por tanto tiempo. Y porfa no me encierres para castigarme.

Tu tienes a tus amigos y familia para entretenerte. Yo solo te tengo a ti.

Méteme cuando el clima esté feo.

No tengo que estar en el sillon, pero un pedacito de la cocina es mucho mejor que afuera en el hielo.

Háblame.

Claro, no hablamos el mismo idioma, pero el sonido de tu voz ilumina mi día entero.

Consuélame cuando estoy asustado.

Tu sabes mucho más sobre sonidos fuertes, personas extrañas y lugares nuevos que yo. Necesito saber que me vas a proteger. Siempre me voy a sentir mas seguro estando contigo.

Recuerda que nunca voy a olvidar como me tratas.

Enséñame que los humanos están hechos de amor y no de dolor.

Sal conmigo.

Las vistas, los ruidos y las esencias de la naturaleza son de mis placeres mas grandes de la vida. No me importa si no jugamos. Vamos a caminar o sentarnos debajo de un árbol juntos. Quiero que lo experimentes conmigo.

No me pegues.

Tengo dientes que pueden deshacer huesos, sin embargo, decido cubrirte en besos llenos de baba. Así como yo decido no lastimarte, por favor no me lastimes.

Enséñame cosas nuevas.

Aprender trucos nuevos mantiene mi mente activa pero mas que nada es una manera de impresionarte. Me encanta lucirme en frente de tus amigos y luego ver lo orgulloso que estas de mi.

Tócame.

Nada me hace sentir mas amado que cuando te tomas el tiempo de sobar mis orejas o cuando me rascas esa parte de mi espalda que no alcanzo. No entiendo tus palabras, pero definitivamente entiendo los sentimientos detrás de un abrazo.

Pon atención si no parezco el mismo de siempre.

Puede parecer que solo estoy siendo flojo o necio pero puede ser que no me sienta bien. Yo no puedo pedir ayuda para mi y necesito que me cuides.

Ámame tanto cuando estoy viejo como me amabas cuando era un cachorro.

Puede que ya no sea el cachorrito tierno que antes era pero te amo igual que como te amaba en ese entonces. Por favor cuídame cuando mi cuerpo ya no responde como antes lo hacia.

Ven conmigo en mi trayecto final.


Sé que va a ser difícil pero te necesito a mi lado cuando llegue el tiempo de dejar este mundo. Cada uno de mis últimos momentos es mas fácil contigo a mi lado.

Y aún cuando ya no esté… recuerda estas palabras:

“La gente nace para aprender como vivir una buena vida- como a amar a todos todo el tiempo y ser buenos, ¿verdad? Bueno, los perros ya saben como hacer eso, por eso no se tienen que quedar tanto tiempo.”

-Estas son las palabras de un niñito de 6 años a quien se le acababa el perro de la familia por 10 años debido a cáncer.


Más de interés