''Hasta que salí vi que estaba la avioneta encima de mi casa''

04 DE DICIEMBRE, 2018

La madre de familia afectada tras el desplome de la avioneta reveló que ella y sus dos niñas se encuentran bien y relata los momentos de terror vividos.
EL DEBATE

La tarde de ayer una avioneta se estrelló en una vivienda de Culiacán, Sinaloa, dejando un saldo de cuatro muertos y tres heridos.

El aparatoso percance ocurrió en el fraccionamiento Rincón Real, cuando una avioneta se desplomó sobre una vivienda donde se encontraban una mujer y sus dos hijas menores de edad. Mientras que los cuatro tripulantes de la avioneta fallecieron al instante, la familia logró sobrevivir.

En entrevista para EL DEBATE, la señora Yanahui, de 32 años de edad, reveló que ella y sus dos hijas se encuentran fuera de peligro, pues ya han sido dadas de alta tras recibir atención médica.

La madre de familia relató el gran susto que vivieron ella y su familia la tarde de ayer, cuando la avioneta impactó de lleno contra su casa. Contó que, en el momento de la fuerte explosión, ella se encontraba en el comedor de su casa, mientras que sus dos hijas, de 11 y 2 años de edad, estaban en la recámara.

“Escuché una explosión muy grande, yo nunca pensé que había sido una avioneta, pensé que estaba dormida, pero sabía que no estaba dormida”, relató.

Ante el estruendo, Yanahui rápidamente se apresuró a correr hacia el cuarto donde se encontraban sus hijas, pues pensó que tal vez una góndula había golpeado su vivienda; sin embargo, tardó en comprender la tragedia que acababa de ocurrir.

“Pensé: una góndula se metió, pasan góndulas por ahí'” (...) Hasta que salí de la casa vi que estaba la avioneta encima de mi casa”, contó la afectada.

La señora Yanahui no perdió la conciencia en ningún momento, por lo que pronto informó a su vecina que se encontraba bien y salió de la casa por sus propios medios.

“Salí de mi casa por mi propio pie”, mencionó.

La señora Yahuani y sus dos hijas dejaron atrás su casa destruida para ser trasladadas hacia la clínica No. 1 del IMSS, donde recibieron la atención médica necesaria, así como las visitas del Gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel y su esposa, Rosy Fuentes de Ordaz, la directora del DIF.

A pesar de que, afortunadamente, su salud no corre peligro, la señora Yahuani señala que tras el accidente, se han quedado sin casa, sin auto, sin muebles y sin qué vestir.

Actualmente, la señora Yahuani y su familia se alojan en casa de un familiar y aún se encuentran consternados por el trágico suceso que significó para ellos una gran pérdida de su patrimonio.




Más de interés