Conoce al ''Terricola Díaz'': El trotamundos brasileño que quedó varado en Tepic

Hace 5 años que se encuentra viajando por toda América Latina; se siente contento de estar en este estado ya que ha estado en la playa, en la zona rural y en la laguna de Santa María del Oro, con lo que ha quedado maravillado.
Publicado: 03 DE JUNIO, 2020



Tepic.- “Terrícola Díaz”, como se autonombra, es un joven de origen brasileño con gran talento que hace sonar su bicicleta por las calles del Centro Histórico de Tepic, hace 5 años que se encuentra viajando por toda América Latina en compañía de su instrumento. Desde octubre del año pasado se localiza en Nayarit, donde ha conocido gran parte del territorio, además de relacionarse con la gente y llevar su música a los principales lugares de la capital del estado.



Sin embargo, ante la contingencia sanitaria por COVID-19 este músico de 31 años de edad ha tenido que quedarse en tierras nayaritas. Su forma de tocar es única ya que él ha hecho algunas modificaciones a su bicicleta la cual convierte en el instrumento que le permite llevar sonidos para aquellos que transitan por las principales avenidas.



“Desde el mes octubre, 7 meses, se fue dando con el tiempo del viaje. En realidad yo tocaba antes con baldes, pero los baldes eran parte también de mi bicicleta y pues ya así poco a poco fui evolucionando y fui adaptando todo a la bicicleta porque por cuestiones de salud necesitada una mejor postura, y por cuestiones de técnica, del estudio de la batería”.



Señaló que desde que llegó a la ciudad aprovecha en salir cada 15 días a tocar los fines de semana en el Parque La Loma y el Centro, aunque ahora que todo es más limitado debido a la contingencia trata de ubicarse en la Avenida México, agradece que los ciudadanos se muestren solidarios con él y que escuchen su música.



“Me siento agradecido al fin de cuentas porque puedo tocar, la gente sí o no, aporta lo que puede, no es ninguna obligación, más bien creo que la única obligación es poder compartir lo que hago con ellos, y nada, la apatía es mutua, quien llega conversa, quien quiera venir a tocar también puede venir a tocar, no hay problema, estoy abierto a todo”.



Afirma que se ha limitado a hacer algunas actividades en Nayarit, pero se siente contento de estar en este estado, ya que ha visitado la playa, la zona rural y la laguna de Santa María del Oro, con lo que ha quedado maravillado.



Si lo ven por la calle no duden en apoyarlo para que siga recorriendo el mundo con su música y a su estilo.





Más de interés