Por unanimidad, medalla Belisario Domínguez a Rosario Ibarra



08 DE OCTUBRE, 2019

Dicha distinción será entregada el 23 de octubre próximo en la antigua sede del Senado, en el Centro Histórico, a las 11:00 horas. En la ceremonia está confirmada la asistencia del presidente Andrés Manuel López Obrador.
NOTIMEX

México.- El pleno del Senado de la República avaló esta tarde por unanimidad de 95 votos otorgar la Medalla Belisario Domínguez 2019 a la activista y excandidata presidencial Rosario Ibarra de Piedra, quien en 1977 fundó el Comité Pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, también conocido como Comité ¡Eureka!.

Dicha distinción será entregada el 23 de octubre próximo en la antigua sede del Senado, en el Centro Histórico, a las 11:00 horas. En la ceremonia está confirmada la asistencia del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al fijar su postura, el senador Martí Batres Guadarrama consideró que se trata de una decisión extraordinaria, pues Rosario Ibarra es una luchadora social y política y una gran pionera en la participación política de las mujeres, y es la mujer que puso sobre la mesa el tema de los desaparecidos políticos en México.

Al presentar el dictamen que fue avalado por unanimidad con 95 votos a favor, la senadora Sasil de León Villard, presidenta de la comisión de la Medalla Belisario Domínguez, destacó que se eligió a Rosario Ibarra de Piedra por su incansable lucha y activismo por más de cuatro décadas en favor de los presos y desaparecidos.

“La primera vez que se otorgó la medalla a una mujer fue en 1954 a la profesora Rosaura Zapata, siendo la última ocasión en el año 2017 a la doctora Julia Carabias; sin embargo, de las 67 medallas de honor Belisario Domínguez que ha otorgado el Senado, sólo seis de ellas se ha dado a una mujer”, resaltó.

Destacó que estamos ante un proceso histórico en donde el reconocimiento a la aportación de las mujeres es imperativo que no puede ser ignorado.

De la cifra de 459 propuestas de candidatas y candidatos, todos ellos de gran valía para el país, se acordó que para continuar con el trayecto de las acciones afirmativas a favor de la igualdad sustantiva de las mujeres, se consideró la preferencia a una mujer, sin dejar de reconocer los méritos de los demás candidatos.

La senadora Jesusa Rodríguez, quien traía un sombrero de palma, al iniciar su intervención en tribuna dijo: “antes que nada me quito el sobrero” y recordó la lucha de doña Rosario Ibarra de Piedra y la creación del Comité ¡Eureka!.

Destacó que muchas que con ella han luchado, incluso han muerto y han envejecido, pero nunca han callado y son un baluarte en la lucha por los derechos humanos del país y un ejemplo de dignidad y congruencia.

“Por ello merecen todos los premios posibles del mundo, aunque ninguno de ellos pueda darles lo que necesitan: justicia y volver abrazar a sus hijos y a sus hijas.

"Ahora que se abrieron los archivos del 68, la Memoria Histórica de México, esperamos que el premio que se les dé a las madres que les han desaparecido a sus hijos, sea el de saber dónde están sus hijos. Porque vivos los queremos, vivos los llevaron, vivos los queremos”, afirmó.

El senador de Morena, José Narro Céspedes, resaltó que Rosario Ibarra fue la primera candidata presidencial que abrió brecha en la lucha contra el autoritarismo de los años 70.

Josefina Vázquez Mota, del Partido Acción Nacional (PAN), señaló que apoya de manera decidida y con orgullo que se otorgue la medalla a Ibarra de Piedra, que es una mujer que inspira a seguir adelante, que es ejemplo de no rendición.

Dijo que esta medalla también es una convocatoria para que ya no hayan más hijos e hijas desaparecidas y agradeció su lucha por la democracia.

El coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, resaltó que respaldan esta propuesta para que Ibarra de Piedra reciba el máximo galardón que otorga el Senado, y que fue testigo de como organizó a las mujeres y la lucha por los desaparecidos.

Recordó que tuvo la oportunidad de tratarla con un gran respeto y con una gran cercanía; la conoció en 1974 cuando inició "la lucha de amor de madre" por buscar el paradero de su hijo, en 1975, hace 44 años; tuvo la oportunidad de recibir de ella un regalo de bodas elaborado por ella misma, una licorera de su tierra.

El senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza, expresó su beneplácito por la designación de Rosario Ibarra de Piedra, de quien destacó la lucha por las victimas de desapariciones forzadas, y apuntó que con esta entrega de este galardón se envía un mensaje para todas las víctimas y sus familiares para la reconciliación nacional.

El senador de Morena, Ricardo Moreno Bastida, reconoció la trayectoria de quien, dijo, enfrentó al poder presidencial del país en el proceso de la guerra sucia que vivió México en los años 70, y creó el Comité ¡Eureka!, lo que permitió el hallazgo de 150 desaparecidos.

El priista Eruviel Ávila felicitó a los integrantes de la comisión de la Medalla Belisario Domínguez, por la elección, al tiempo de resaltar la loable lucha y determinación por los presos y desaparecidos, así como por la defensa y promoción de los derechos humanos.

Juan Manuel Fócil, del Partido de la Revolución Democrática, calificó como un gran honor reconocer a esta mujer, a quien el dolor de perder a su hijo le llevó a representar a muchos padres, madres y familiares que sufren la desaparición de un familiar.

Resaltó que es una activista mexicana, mujer ejemplar que ha representado al pueblo de México en varios cargos, como ser candidata dos veces a la presidencia, diputada y senadora,

Agregó que es una distinción justa y que incluso “hasta nos tardamos como país para de reconocer a una luchadora como ella”.


Más de interés