El fracaso deportivo para rodear a Messi en el Barça

La política de fichajes del Barcelona en las últimas cinco temporadas ha sido un desastre en el que de 26 jugadores fichados, sólo 10 siguen en el club.
Publicado: 10 DE SEPTIEMBRE, 2019



Una de las cuestiones que Pep Guardiola tenía más claras para que el Barcelona triunfara en los años en los que le entrenó era que “Messi fuera feliz, que sonriera”. Decía el actual entrenador del Manchester City que a Messi había que tenerle rodeado de los mejores jugadores para que expresara su talento. Echando la vista atrás y repasando la lista de fichajes del Barcelona las últimas cinco temporadas se ve claramente que la junta de Bartomeu ha fracasado estrepitosamente en este aspecto.

Desde la temporada 14-15 hasta la 18-19 (obviamos la presente porque acaba de empezar) el Barcelona ha fichado a 26 futbolistas que debían llegar al club para reforzar a Messi. De esos 26 jugadores, sólo siguen diez en el club- Es decir, 16 no cuajaron.

Hablando en términos de dinero, se invirtieron 790 millones de euros en jugadores de los que únicamente siguen en el club futbolistas por valor de 271, es decir, hay 519 millones invertidos que no juegan en el Barça. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que se hayan perdido, porque algunas operaciones de venta han reportado beneficios, pero aquí no se está hablando de la rentabilidad económica de las operaciones, se está dibujando el paisaje de una política deportiva que ha sido incapaz de mantener una línea coherente.

No es extraño que no se mantenga una línea teniendo en cuenta que en este tiempo el Barcelona ha tenido cuatro directores deportivos: Andoni Zubizarreta, Robert Fernández, Pep Segura y ahora Éric Abidal. También por el camino ha dimitido Jordi Mestre como vicepresidente deportivo y sus funciones ahora las ejerce el propio presidente Josep Maria Bartomeu. Nadie tuvo tiempo de imponer un proyecto.

2014-15
Del primer mercado de fichajes, que lideró Zubizarreta la temporada 14-15 siguen en el equipo Luis Suárez, Rakitic (por los pelos, pero sigue) y Ter Stegen. Los que en ese mercado ya no están son Claudio Bravo, Mathieu y Vermaelen además de Douglas, que se fichó en el mercado de invierno cuando Zubizarreta había sido despedido.

2015-16
Al año siguiente, aún sin director deportivo, Luis Enrique decidió fichar y la junta gestora le secundó a Arda Turan y Aleix Vidal. ¿Resultado? 51 millones de euros a la papelera.

2016-17
El mercado de la 16-17 fue nefasto. Robert Fernández contrató a cinco jugadores por valor de 121 millones de euros de los que sólo sigue Umtiti en el club. Cillessen, Alcácer, André Gomes y Digne ya no están, aunque económicamente sus ventas compensaron el desastre deportivo.

2017-18
En el curso siguiente, tras el terremoto Neymar el club tiró la casa por la ventana y firmó a siete jugadores de los que siguen sólo dos en el Camp Nou: Semedo y Dembélé, que al igual que Rakitic, siguen por los pelos. Los otros que llegaron ese verano (Paulinho, Deulofeu y Marlon) y el invierno siguiente (Yerri Mina y Coutinho) no defenderán este curso la zamarra ajedrezada.

2018-19
De los cinco que llegaron el verano pasado, sólo uno (el más caro de todos) se ha marchado. Malcom, que costó 41 millones juega ahora en Rusia mientras que Arthur, Lenglet, Arturo Vidal y Todibo siguen, aunque solo el central francés es titular regularmente.

2019-20
Esta temporada han llegado Griezmann, De Jong, Neto y Junior a través de un desembolso total de 242 millones. Es de esperar que estos duren más que sus predecesores y que puedan hacer que Messi se vea rodeado de los que le hacen la vida más fácil y vuelva a sonreír.



Más de interés