El 9-2 de Pachuca es la mayor goleada en torneos cortos


14 DE ABRIL, 2019

Veracruz no recibía nueve goles desde que se los hizo el España en 1943. Esta tarde les volvieron a repetir la dosis en la Bella Airosa, después de 76 años.

Simplemente histórico. La holgada victoria de Pachuca sobre Veracruz (9-2) obligó a desempolvar añejos libros del futbol mexicano. Aún en el a veces inconsistente futbol mexicano cuesta encontrar resultados de esta magnitud.

En la Primera División un equipo no era capaz de hacer nueve o más goles desde que en 1976 Pumas goleó 9-0 a los Tecos de la UAG.

Para la franquicia hidalguenses hacer nueve goles en un partido de Liga representa un nuevo registro en Época Profesional ya que nunca había podido hacer más de seis goles en un mismo partido de Liga; a Veracruz los tuzos ya lo había anotado seis goles en dos distintas ocasiones, en 1966 y en 2016.

Para Veracruz, por su parte, recibir nueve goles es igualar la mayor cantidad que había admitido en un juego de Liga, lo que le había sucedido en 1943 cuando cayó por humillante 1-9 ante el España, por quien en aquel juego hizo cuatro tantos el astro español Isidro Lángara.

En la era de los torneos cortos Veracruz ya aparecía como el equipo que había sufrido la peor goleada, ya que el 4 de noviembre de 2007 en el Estadio olímpico Universitario había caído por 0-8 con los Pumas.

Aunque el 9-2 quedó aún lejos de la mayor goleada en el futbol profesional en México, que sigue siendo el 14-0 con el que Veracruz aplastó al Monterrey en la campaña 1943-44. Este es la sexta ocasión que se presenta el marcador de 9-2 en la Primera División de México, pero la primera desde el 3 de noviembre de 1946 cuando Atlas goleó con ese marcador al América.


Más de interés