El ‘grito homofóbico' desaparece del Estadio Azteca

La afición mexicana atendió al llamado de la FMF y no profirió el “ehhhh pu...” que habría motivado una sanción de FIFA.
Publicado: 16 DE OCTUBRE, 2019



La advertencia funcionó. El Estadio Azteca no entonó, en principio, el “grito homofóbico” que prefiere la afición en contra del portero rival en cuanto realiza un saque de meta, durante el duelo de Liga de Naciones de Concacaf entre México y Panamá. En caso de haberlo realizado, la FMF se exponía a una sanción de FIFA, que llevaría a la celebración de su próximo partido oficial a puerta cerrada, y a la activación del protocolo anti-discriminación de tres pasos que contempla, como última solución, la suspensión definitiva del cotejo.

En los primeros cuatro saques de meta que realizó el guardameta panameño Luis Mejía, el “cántico de guerra” de la afición mexicana brilló por su ausencia. Cerca de la zona de prensa se escuchó un esbozo de un aficionado, casi imperceptible, que no será registrado por las cámaras de televisión, ni por el sonido general de la transmisión. Incluso, la porra “chiquitibum” reemplazó en dos ocasiones al polémico alarido. Al sexto despeje, el grito apareció aunque de forma tímida.

En julio, la FIFA envió una circular a todas sus federaciones adscritas en la que reveló el protocolo para combatir las conductas discriminatorias de las aficiones en duelos de carácter oficial. Las sanciones, además de la hipotética suspensión del encuentro y la concesión de los tres puntos a la selección agraviada, prevé medidas como la obligación de disputar los próximos cotejos oficiales sin público, y en última instancia, la eliminación de la competencia en disputa. Por ello, ante el peligro de exclusión de la Liga de Naciones o, incluso, de la Copa del Mundo, la FMF inició una campaña de concienciación para desincentivar el grito que la FIFA tilda de “homofóbico”.



Más de interés