Clásico en Semifinales

06 DE DICIEMBRE, 2018

Desde hace varias semanas, David Patiño, técnico de Pumas, se venía saboreando un Clásico frente al América en la Liguilla, sobre todo porque los enfrentamientos ante las Águilas lo hacen recordar buenos momentos, y admitió que disfruta medirse a un equipo con el que la rivalidad crece temporada tras temporada.
Alejandra Benítez / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 05-Dec-2018 .- “Es irremediable no remitirme a la Final de la 90-91, cuando nos llevamos el campeonato, pero también recuerdo los años en que el título se nos fue de las manos, han sido partidos memorables, la rivalidad va creciendo y todos los jugadores de cantera lo viven así”, explicó a Grupo REFORMA.

“Siempre es bueno que en una Liguilla se den Clásicos como este, hay mucha expectación alrededor de estos y la gente se divierte, los espera, le dan un sabor especial”.

Patiño comentó que se siente orgulloso de haberle ayudado al Club Universidad a recuperar su mística, porque es importante que esa identidad se refrende partido a partido.

“Una gran satisfacción, tener este honor es un logro muy importante en mi vida, el que a través de esta directiva que conoce muy bien la institución, que le demos a Pumas esta identidad que lo hizo grande, si no se perdió es recobrar la mística”, mencionó.

El timonel de los universitarios también se mostró satisfecho con otro punto en el que se ha trabajado fuerte en los últimos años, que es la formación de entrenadores.

Recordó que en los años 80 y 90 siempre existía un relevo, que se alistaba durante años, para tomar el lugar del técnico saliente, algo que espera se repita a futuro.

“Cuando era jugador, mi entrenador en fuerzas básicas fue Guillermo Vázquez (padre), Miguel Mejía Barón y Héctor Sanabria escauteaban a los chavos, subo a primer equipo y estaba Mario Velarde que había sido auxiliar de Bora, se quedó el Capi y llegamos a la Final, luego vino Mejía Barón. Era una tradición en el equipo que hoy se está volviendo a dar”, detalló.

“Veo bien a las nuevas generaciones, técnicos muy capaces, Israel López, Miguel Carreón, Carlos Cariño, Ismael Íñiguez, el mismo Jimmy (Lozano) que fue mi auxiliar, es importante que se mantenga esa tradición de técnicos de casa”.


Más de interés