Briseño no se asusta con riesgo de descender en Chivas



09 DE JULIO, 2019

El defensa central señaló que viene de vivir una experiencia de descenso con el Feirense y que está dispusto a dar el máximo con Guadalajara.
Llega al que define como el equipo “más grande” de México. Hoy, Antonio Briseño se olvida de su pasado con Atlas y se enfoca en lo que viene con Chivas. Afirma que la invitación era imposible de rechazar y si hoy el Rebaño Sagrado tiene riesgo de descender, no le asusta para nada. Eso ya lo vivió en otros equipos, incluso en Europa con el Feirense.

“Quiero agradecer a a la directiva y técnico por confiar en mi porque, al final, no sería nada posible sin esa confianza y el esfuerzo que hicieron en junio para el traspaso. Para mí es una alegría muy grande, un paso muy importante para mí, convencido de que llego al equipo mas grande de México, al más querido. Vengo con ese compromiso de correr todos los balones, dar lo mejor de mí, entregarme al 100 por ciento y gracias por todo”, explica luego de recibir la camiseta rojiblanca de manos del presidente Amaury Vergara.

En Portugal, descendió con el Feirense, pero su desempeño individual fue aplaudido. Ahora, asegura que sabe lidiar con ese tipo de problemas: no le espanta. “El porcentaje son números, eso no asusta a a nadie. He jugado en temas porcentuales desde Veracruz, también en Feirense estuve peleando descenso. Sé manejarme bajo presión, sé lo que es Chivas, un equipo grande que siempre tiene los ojos sobre nosotros. Es el reto más importante de mi carrera y lo asumo con responsabilidad”, afirma.

Asegura que renunciar a continuar con su aventura europeo no fue en realidad difícil. “Eso se contesta solo: es Chivas. Cuando te dicen que Chivas, el más grande, te invita no se puede decir que no. Las oportunidades se presentan una vez en la vida y hay que aprovecharlas. Sé lo que es Chivas y estoy contento de venir aquí”, asevera.

Se siente también convencido de que la experiencia en el Viejo Continente lo ayudó a regresar completamente distinto. “Evolucioné mucho como persona, al vivir en un país que no es tuyo valoras muchas cosas. Como jugador crecí en una Liga tan competitiva, con equipos como Benfica y Porto. Crecí muchísimo en saber leer el juego que allá es muy estructural, aguantar tu zona. También crecí mucho en técnica, en los pases largos. Sí te puedo decir que soy un mejor jugador de lo que me fui”, sentencia.

NIEGA SU “CRUZ” ROJINEGRA
Cuando se anunció la llegada de Antonio Briseño, de inmediato saltó un dato a la vista de los aficionados: su pasado con Atlas. El “Pollo” debutó en Primera División con el acérrimo rival de Chivas en la ciudad. Pero hoy, Antonio Briseño niega identidad con los Zorros. Agradece, eso sí, pero asegura que otros clubes fueron sus formadores.

“No (siente presión por su pasado), al final estoy agradecido con Atlas, me dio la oportunidad de debutar en Primera, pero en formé en otros clubes, como Tigres, Veracruz, el mismo Feirense. Con la experiencia adquirida en esos pasos por diferentes Ligas, si me enfoco en mi trabajo, hago lo que sé y me entrego al 100, creo que la presión no pasará por ahí”, asegura.

Ahora, incluso se atreve a imaginar el resto de su trayectoria con el Rebaño Sagrado y, por qué no, llegar a portar el gafete. “Paso a paso, vamos llegando y venimos con la mejor ilusión. Mi idea es hacer toda mi carrera en Chivas porque es el club más importante de México, el más querido. Es poco a poco, vamos a integrarnos bien, comenzar a jugar y lo sueño, sería una gran responsabilidad ser capitán, pero paso a paso”, concluye Antonio Briseño.




Más de interés