Ayón y el Real Madrid dominan a placer al Khimki


14 DE MARZO, 2019

Los merengues de Pablo Laso jugaron por nota en el Mytishchi Arena. Causeur fue la gran figura en un duelo en el que los blancos aseguraron el factor cancha en playoffs.
El Real Madrid suma una nueva victoria en Euroliga (75-100) y se asegura el factor cancha en los playoffs. Los de Laso firmaron un partido sublime en defensa y apretaron el acelerador antes del descanso (38-51) gracias a un Fabian Causeur descomunal (22 puntos y 4/5 triples). Fue tras el ecuador cuando sentenciaron prácticamente el duelo ante un Khimki muy dependiente de Malcolm Thomas (15 pts, 7 reb y 4 asis) y su estrella Alexei Shved (21 pts). En ese momento se retiró lesionado Gustavo Ayón, al que se le vio con hielo en el tobillo derecho. De esta manera los rusos se despiden de la competición continental y el bloque madridista se asegura el objetivo principal a falta de cinco jornadas para el cierre de la temporada regular.

El conjunto moscovita solo fue capaz de aguantar el tipo ante el Madrid en el primer cuarto. Shved y Thomas no desentonaban en ataque pero Jaycee Carroll respondía a esas acometidas y mantenía el equilibrio en el marcador tras el primer asalto (22-24). fue poco antes cuando Felipe Reyes saltaba a pista, convirtiéndose de esa forma en el jugador que más partidos de Euroliga ha disputado (341) junto con Juan Carlos Navarro. Con este récord y tras el primer parón comenzó el recital del Madrid. Arrancó el segundo cuarto con cuatro triples consecutivos de Rudy y Carroll en un parcial de 7-12. Los de Laso dominaban el rebote de manera considerable y aprovechaban sus ataques para abrir la brecha al descanso (38-51). En ese momento los rusos llevaban 7 rebotes (3 defensivos) por 24 del Madrid (14). Una ventaja abismal y decisiva tanto al descanso como al final del choque (24-48 totales y 13-33 en defensa).

La tónica del partido no cambió tras la vuelta de vestuarios. Walter Tavares seguía descomunal en defensa y el Madrid atacaba por todos los frentes. Desde transiciones rápidas hasta rachas desde el perímetro, con Rudy Fernández como principal artillero. El balear acabó con 5 de 8 de tres y el Madrid con 14 de 29 intentos. De esa manera, los visitantes dejaban más que encarrilado su duelo antes de los diez minutos finales (50-70). En ellos se engordó la diferencia para certificar el objetivo marcado por Laso. La nota mala la dio Gustavo Ayón, que se retiró en el tercer cuarto con molestias en el tobillo y acabó embocando el túnel de vestuarios antes de que acabara el encuentro.




Más de interés