Se queda calva tras descubrir que su acondicionador fue mezclado con crema depilatoria



04 DE AGOSTO, 2019

Una mujer tuvo que afeitarse la cabeza luego de usar un acondicionador que alguien mezcló con crema depilatoria.

Taffy Jo Timm, de 44 años, compartió su amarga historia en Facebook. En la publicación contó que el cabello de su hija Ashley comenzó a hacerse de usar en un shampoo y acondicionador que compró en un supermercado en Wisconsin, en Estados Unidos.

La mujer cree que el acondicionador pudo ser mezclado con alguna crema para depilar, pues luego de que la adolescente dejó reposar el acondicionador por diez minutos, su cabello comenzó a caerse en grandes mechones.

Taffy abrió una página en GoFundMe para costear las pelucas de Ashely. Allí explicó:

“Ashley dejó que el acondicionador reposara durante 10 minutos mientras ella terminaba de bañarse. Cuando salió de la ducha, se dio cuenta de que su cabello tenía un olor desagradable, así que volvió a entrar en la ducha y comenzó a lavarla nuevamente.

En este punto, el cabello de Ashley comenzó a caerse en grandes mechones. Creemos que el acondicionador fue manipulado y alguien le puso algún tipo de crema depiladora química adentro”.

A través de una publicación en Facebook, Ashley dijo que fue a urgencias luego de usar el producto para asegurarse de que no sufriera quemaduras químicas y agregó que ‘afortunadamente en algunos lugares (el cuero cabelludo) estaba rojo e irritado, pero se veía bien”.



“Mi cabello finalmente me gustaba y ahora se ha ido. Las imágenes no le hacen justicia ni muestran el 100% del daño que me ha causado.

Me duele mucho el corazón. Ni siquiera tengo palabras para decirle a alguien, ya que no puedo decir nada, pero me duele y me da miedo.

Mi única intención es compartir esto para evitar que le pase a alguien más. Revise sus botellas donde sea que las obtenga, ya no se puede confiar en nada”.

Ashley intentó remediar su problema colocándose extensiones, sin embargo, en la estética le dijeron que el poco cabello que tenía era demasiado frágil como para soportar los postizos, así que finalmente se decidió por raparse.







Más de interés