Hombre se sacó los ojos con sus propias manos tras romper con su novia



11 DE MAYO, 2019

Fue este miércoles cuando el ciudadano de origen brasileño de nombre Ugo Leonardo Da Costa Jardim, de 34 años, en un episodio psicótico, se desnudó, intentó arrancarse los genitales y, al no lograrlo, se sacó ambos ojos con sus propias manos.


El hombre, quien reside y vive en Paraguay, es estudiante de medicina, salió de la capilla San Blas de Ciudad del Este alrededor de las 10:20 y se quitó la ropa sobre la avenida Oscar Rivas Ortellado y Curupayty, en el barrio Juan E. O’Leary, más conocido como barrio Catedral, de Ciudad del Este.

Después se arrodilló y alzó las manos al cielo, posteriormente comenzó a arrancarse el ojo izquierdo, logrando extraer completamente el globo ocular con el nervio óptico, posteriormente siguió con el derecho, cuando intervinieron transeúntes, sin embargo, ya se lo había retirado también.



Julio César Sosa, titular de la Comisaría 1.ª de Ciudad del Este, comentó que según testigos, Da Costa Jardim llegó un día antes en una motocicleta hasta la plaza que está frente a la Catedral San Blas e ingresó al interior para confesarse con el sacerdote.

Fue atendido por el padre Milciades Acuña, con quien se confesó. Ugo se retiró del lugar, pero dejó todas sus pertenencias en el estacionamiento del sitio, una motocicleta, su casco, su celular, un manojo de llaves, unos anteojos de sol y una billetera con sus documentos. Dentro había 40 mil guaraníes y 100 dólares americanos. Todas sus pertenencias fueron entregadas a las autoridades.

Al día siguiente fue cuando se desnudó por completo, se arrodilló, levantó las manos y se arrancó uno de sus ojos, mientras que el otro quedó con el glóbulo ocular destrozado. Como si fuera poco, también intentó extirparse los testículos.

Las primeras versiones de algunos medios señalaron que el hombre habría hecho tal acto debido a que no dejaba de ver “fantasmas” en sus alucinaciones, sin embargo medios locales refieren en base a entrevistas de espectadores y amigos que fue por la depresión por haber terminado con su novia y muy probablemente por estar bajo influjos de alguna sustancia psicotrópica.



El médico Federico Schrodel, quien lo atendió, refirió que esta extracción fue casi quirúrgica. “Él llegó ya sin ambos globos oculares. Es la primera vez que vimos una automutilación, por doloroso que es. Lo extraño es que él no0 parecía reaccionar ante el dolor en ese momento”, señaló a las estaciones de radio local 970, 1000 AM y R800 AM.

“Podría existir una enfermedad de base psiquiátrica, pero él no está apto para afirmarlo, está sedado, pero alcanzó a decirnos que dejó la medicación hace meses”, contó y añadió que no puede precisar cuál será, porque no poseen el historial médico, aunque podría ser esquizofrenia o un trastorno límite de la personalidad.

Sus compañeros aseguran que era muy religioso, rezaba frecuentemente, iba a misa y ni siquiera tomaba alcohol, sin embargo, por su comportamiento, el médico sospecha que ese día pudo haber consumido metanfetamina o algún tipo de droga similar, como la droga zombie, Flakka o Spice.

“Sus compañeros dicen que es una persona muy religiosa, es de San Pablo, de donde hace cinco días regresó. Él comentó a un compañero que terminó una relación y que estaba muy triste”, sostuvo el director del establecimiento médico.



Schrodel reveló que el brasileño dejó en los últimos meses un tratamiento que recibía desde pequeño, al parecer estaba muy deprimido por el evento de ruptura, además relató que vivía con sus tíos, porque a los cinco años murió su padre y a los ocho años también la madre.

De momento, el hombre está recibiendo fuertes calmantes y se esperan los resultado del estudio psicológico, además del toxicológico. Luego será llevado a Brasil, donde antes vivía con sus tíos.





Más de interés