Glúteos: ejercicios para fortalecerlos sin mucho esfuerzo



15 DE MAYO, 2019

Independientemente del ejercicio que elijas, siempre debes ajustar las repeticiones y el peso a tus capacidades y, aumentar la intensidad con el tiempo para obtener mejores resultados. Existen ejercicios específicos para fortalecer tus glúteos sin demasiado esfuerzo, estos ejercicios te ayudarán a tonificar más esta área y ayudarán a que tus glúteos se reafirmen y se vean mucho más agradables.

Aunque no vayas diariamente al gimnasio puedes realizar algunos de los ejercicios expuestos a continuación. Si no tienes ni idea de los ejercicios que se hacen no te preocupes, te lo explicaremos de forma sencilla.
Ejercicios para fortalecer tus glúteos

1. Sentadillas

Las sentadillas son un ejercicio clásico y muy bueno para fortalecer los músculos de las nalgas. Si es la primera vez que lo practicas, debes prestar atención a tu postura. Este ejercicio es como si fueras a sentarte en una silla.

El problema es que a veces nos duelen las rodillas y esto significa que nuestras rodillas pueden estar frente a los pies y, por lo tanto, que la pelvis no está en la posición correcta, es decir, hacia atrás.

Una vez que esté familiarizado con las sentadillas, puede agregarles pesos. En algunos casos, puedes usar una barra, pero también puedes usar pesas. Mientras practicas este ejercicio, trata de bajar gradualmente la pelvis. Esta es una buena manera de fortalecer aún más tus glúteos.

2. Pasos hacia atrás

Sabes cómo dar un gran paso hacia adelante, poniendo tu rodilla casi al suelo. Ahora, para fortalecer los glúteos, haz lo mismo, pero retrocede. Tienes que pensar en mantener la espalda recta.

Durante el ejercicio, tienes dos opciones:

• Alternar el gran paso hacia atrás, primero con una pierna y luego con la otra

• La otra opción y la más utilizada consiste en hacer repeticiones primero con una pierna y luego con la otra.

3. Elevación de la cuenca

Hay muchos nombres para este ejercicio, pero elegimos la «elevación de cuenca» más simple. Este ejercicio se realiza acostado en el suelo, con las piernas flexionadas y la cuenca levantada lo más alto posible.

4. Elevación de la pelvis

Los pies deben permanecer planos en el suelo. Este ejercicio también se puede hacer colocando las piernas en una pelota, en una pared o en una plataforma.

A medida que avanzas en este ejercicio, puedes agregarle peso. Con una barra o pesas apoyadas en nuestro abdomen, el trabajo será mucho más profundo.




Más de interés