Un futuro complicado para los Cuatro Fantásticos del PSG

Mauricio Pochettino goza de recursos arriba pero tendrá que probar si merece la pena alinear a Di Maria, Neymar, Mbappé e Icardi juntos.
Publicado: 21 DE ENERO, 2021



Será el sueño de muchos entrenadores pero, hoy, solo es el día a día de uno. Mauricio Pochettino tiene casi todos los días del año (salvo libranzas y vacaciones) a sus órdenes a Neymar, Kylian Mbappé, Mauro Icardi y Ángel Di María para la tarea de marcar goles junto a dos ilustres escuderos como Pablo Sarabia y Moise Kean. Un conjunto de 'armas' con las que sigue ensayando de cara al Barcelona, el primer gran test.



A varias semanas de tener que verse la cara con los de Koeman, el argentino resuelve los compromisos con efectividad y en busca de dar con la tecla. En el último encuentro, ante el Angers, sacó toda la munición con Moise Kean en punta, Mbappé en la izquierda, Di María en la derecha y Neymar, en el carril del '10', un hábitat en el que centra más el juego y en el que se siente más cómodo en su madurez. Para compensar, Verratti y Paredes sujetaban el medio. El problema y la solución fueron las bandas.



Con Kurzawa y Florenzi en la zaga, dos laterales más ofensivos, el PSG abrió sus carriles y casi se deja dos puntos por el camino de no ser por Keylor Navas. Allí también acabó resolviendo el francés con un rechace al que llegó en una subida desde atrás. Tanto delantero, pero resolvió un lateral un partido que se acabó ganando por la mínima y sin ningún gol del cuarteto.



Así, desde París, se plantean la utilidad de esta fórmula ante citas de más enjundia y su futuro pinta complicado. ¿El problema? El equilibrio del equipo y la implicación defensiva de los integrantes del ataque.



En el entrenador del Angers, como recoge le Parisien, ya fue capaz de detectar el problema. "Cuando cambiábamos de una banda a otra dos o tres veces sentíamos que podíamos correr por allí. Sabíamos que habría espacios en la banda y así pasó especialmente en la primera mitad. Este esquema implica esfuerzos defensivos y, obviamente, estos jugadores no juegan para eso", explicaba en rueda de prensa. Su planteamiento, más que correcto, se quedó sin premio.



Un partido como referencia

En la final de la Supercopa ante el Marsella, Pochettino apostó de inicio por Paredes y Herrera en el medio con Verratti en la mediapunta. Condicionado por un Neymar que estaba de vuelta, cierto es, pero apuntalando el centro del campo, donde Villas-Boas plantó un trivote además de dos atacantes 'líquidos' como Thauvin y Payet, que obligan a actuar más al medio.



Aunque acabó con cuatro atacantes, ya que Sarabia entró en el 90, no se puede decir que aplicara esta fórmula que ahora se discute.



Equilibrio frente avalancha

¿Es más probable marcar si se acumulan más delanteros? Esta es la gran pregunta. El contexto del partido y el perfil de los jugadores marcará la decisión pero nadie asegura que así sea. Como bien indicó Moulin en rueda de prensa, la idea depende del sacrificio defensivo que estén dispuestos a realizar Mbappé, Neymar, Mauro Icardi y Ángel Di María.



Este último, sin duda, es al que más sacrificio se le entiende. Aunque empezó de extremo, Di Ma si brilló como volante en la última etapa en el Real Madrid junto a Ancelotti, donde tenía implicaciones defensivas.



De Neymar, Mbappé o Icardi, cabe esperar un importante trabajo de convicción de Mauricio si quieren reunirse como los Cuatro Fantásticos sobre el verde. Si falta compromiso atrás, la aparición de un centrocampista de otro perfil parece obligada y uno de los cuatro, irá directo al banquillo.





Más de interés