Un fracaso imperial del Barcelona

El peor Bar軋 de la temporada es arrasado por el Roma y se queda fuera de las semifinales otra vez.
10 DE ABRIL, 2018

Un fracaso imperial. Por tercer ao consecutivo el Barcelona volvi a quedarse fuera de las semifinales de la Champions League tras ser arrasado por el Roma por 3-0 en el peor partido que se le recuerda a los de Valverde desde que en agosto los barri el Real Madrid en la Supercopa. Sin personalidad, sin juego, sin Messi y sin ningn argumento, el Bar軋 volvi a naufragar en el Olmpico ante un equipo inmensamente superior que baj a los barcelonistas de un pedestal artificial.


En teora, el rival era el ideal para pasar a semifinales, el resultado de la ida, lo mismo, de las plantillas y el presupuestos, ni hablamos, pero no queda m疽 que decir y aceptar que el Roma fue mejor. Y que, encima en un alarde de justicia po騁ica, De Rossi y Manolas pudieron subsanar con goles los dos tantos que se marcaron en ropia portera en el Camp Nou. El fracaso del Bar軋 en Europa viene a dar la razn a Valverde, que en la previa adverta ante la risa generalizada que la eliminatoria no estaba ganada. Se lo crey solo 駘. Y no supo transmitirlo a sus jugadores, que deambularon por el Olmpico de una manera ridcula para caer eliminados ante un equipo claramente inferior.

Estaba claro que para que algo cambiara respecto al partido de ida, algo tena que cambiar, especialmente en el equipo romano. Mientras en el Barcelona Valverde repeta la alineacin de la ida, en el Roma, Di Francesco cambiaba de cabo a rabo el sistema y el equipo para dar de nuevo un bao al t馗nico barcelonista (ya se lo haba dado con el Sassuolo cuando se enfret al Athletic Club). Sali el equipo local con una defensa de tres con Juan Jess, Manolas y Fazio y cargando en ataque el cuerpo de Schick para ayudar a Dzeko. El Bar軋 no se enter de nada. Fue arrasado por una manada de bfalos. Del 0 al minuto 94. Sin excusas.



Este planteamiento le rent mucho m疽 al Roma que al Barcelona, que se pas la primera parte sufriendo a lo grande. La salida del equipo romano fue inasumible para un Barcelona que por mucho que avisara Valverde en la previa, sali al campo muy blandito ante las acometidas del Roma, cuyos jugadores ganaban todos los duelos individuales a los barcelonistas, excepto cuando intervena Gerard Piqu, el nico bastin que le quedaba firme al Barcelona en una situacin de emergencia. Pero hasta Piqu acab por naufragar. Y con 駘, todo el equipo.

La alarma naranja con la que se inici el partido se volvi roja cuando a los seis minutos de partido Dzeko caz un pase largo para ganarle la espalda a Alba y a un ensimismado Umtiti para rematar solo ante la salida de Ter Stegen el primer gol del partido.

Ese tanto dej al Bar軋 groggy. レnicamente reaccionara en la primera parte el equipo blaugrana cuando Messi pudo chutar faltas, pero las dos que lanz en el primer tiempo no encontraron portera. M疽 all de eso, su participacin fue anecdtica e impropia de un jugador de su jerarqua. Un fiasco.

En cambio, el Roma sigui presionando la salida de baln del Barcelona y colgando balones para que tanto Dzeko como Schick dispusieran de ocasiones para ampliar el marcador. Piqu se multiplicaba para conjurar en el ltimo momento las oportunidades de los romanos. Y cuando no estaba 駘, compareci Ter Stegen ante Dzeko, que tuvo una primera parte espectacular.

Lleg el Barcelona a los 45 minutos pidiendo el descanso y con la sensacin m疽 que cierta que lo mejor hasta el momento era el resultado. Era tan cierto que el Roma se haba desgastado en la primera parte como que el Bar軋 necesitaba reiniciarse y empezar a mandar en un partido en el que brillaba por su ausencia.

Y en contra de lo que se supona, el Roma sigui brillando en el inicio de la segunda parte. No dej de hacerlo. El Roma no levant el pie del acelerador y el Barcelona volvi a verse superado en todos los aspectos del juego. A medida que avanzaba el partido, el Bar軋 iba a peor y el Roma a mejor.

Superado un calamitoso Umtiti por tierra, mar y aire, Piqu cometi penalti de libro ante Dzeko que transform De Rossi. 2-0 y m疽 de media hora para que el Roma consiguiera el milagro. Roma soaba, el Bar軋 sufra.

Y en medio del caos, un crner sacado en el minuto 82 ofreci a Manolas la oportunidad de conseguir el milagro y consumar un ridculo imperial del Barcelona y un 騙ito romanista m疽 que merecido. En los momentos de apuro, el equipo barcelonista no tuvo ni argumentos para discutir un gol que vala una semifinal en los ocho minutos que restaban tras el tanto del central griego. Un desastre en toda regla que puede pasar factura. Slo la Liga y la Copa pueden borrar este fracaso imperial.

M疽 de inter駸