Reconocen trayectoria de nuevos maestros jubilados en la UAN



26 DE JUNIO, 2019

Los cinco catedráticos que hoy se jubilan, pertenecientes a la Facultad de Derecho, fueron reconocidos en el auditorio Pedro Ponce de León, donde recordaron la importancia de la Universidad Pública y la urgencia de una transformación de la misma.
VIDEO AL FINAL DE LA NOTA

Por Fernando Ulloa Pérez
Video Misael Ulloa Isiordia

Tepic Nayarit.-La tarde de hoy miércoles, en las instalaciones del auditorio Pedro Ponce de León de la facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nayarit, se llevó a cabo un acto de reconocimiento a los profesores que después de prestar por décadas sus servicios como docentes en la máxima casa de estudios de Nayarit, lograron su jubilación.

Los profesores jubilados de la facultad de derecho son; el maestro Juan Antonio Echeagaray Becerra, Doctor Agustín Arciniega Ponce, maestro Luis Roberto Filippini Aguayo, maestra María Luisa Pérez Valdez y la doctora Rosa María Jiménez Ceja.

Durante el evento se contó con la presencia de los directivos de la Facultad de Derecho, además de los familiares de los docentes jubilados, lo mismo que amigos y compañeros de profesión.

Al termino del evento protocolario, el abogado y profesor Juan Antonio Echeagaray Becerra, recordó que fue en el año de 1988 cuando la directora de la escuela de derecho, maestra María de Lourdes Yerena Galeana lo invitó a impartir clases: “y llego porque se incrementan los grupos y hubo necesidad de cubrir con maestros esos grupos nuevos que nuestra universidad había aperturado, llego en el año de 1988, transito 32 años en esta universidad, nos tocó tiempos difíciles de la universidad, pero también nos tocó la transformación de lo que hoy vemos como universidad, nuestra universidad consolidada, independientemente del problema financiero que tiene, pero consolidada en lo que es la función, que es el educar, que es la impartición de la educación pública, porque yo insisto que la universidad pública no debe de desaparecer, la universidad pública debe de transformar y sobre todo siendo patrimonio de los nayaritas y a nuestra universidad debemos de cuidarla”.

Echeagaray Becerra, aseveró que como docente se va de la Universidad Autónoma de Nayarit con las satisfacción de haber cumplido: “me voy con la satisfacción del deber cumplido, me voy y me retiro a otras actividades, más sin embargo, todavía por petición aquí de mi directora, estaré asistiendo unos años más mientras este uno vigente, yo creo que a la Universidad le debes de dar no solo tiempo, en el caso particular, la universidad me permitió estudiar y ser lo que hoy soy, le debo a la universidad y no puedo restringir solo el periodo donde yo tengo derecho a la jubilación, si puedo aportar más a lo que es necesario lo hare por mi universidad, me voy tranquilo, me voy satisfecho y esperando que nuestro universidad resuelva sus problemas es lo que todos anhelamos, la resolución de los problemas de la universidad porque la universidad debe de ser la institución que garantice los estudios a nivel licenciatura, a nivel ya de todas las carreras que faltan”.

Enseguida, Juan Antonio Echeagaray Becerra recordó a los profesores y amigos que se adelantaron en el camino sin retorno durante las más de tres décadas que él impartió clases en la UAN: “ ¿quién no está conmigo? Pues muchos maestros que me formaron, muchos grandes hombres de la primera generación de nuestra escuela de derecho, no esta el maestro Ramón Toris Arias, no esta Ismael Hermosillo, no esta Armando Trigueros, no esta Mario Torres, no esta mi padre Juan Echegaray, que mi padre inicio en la parte docente desde que era instituto de Ciencias y Letras, cuando todavía no era ni siquiera Universidad Autónoma de Nayarit, todos ellos que me infundieron el deseo de estudiar y ser alguien en la vida; ya no están. Ya nosotros concluimos nuestro ciclo como segunda generación, formamos a la gran mayoría de la planta docente y yo creo que esa es la gran tarea del docente, formar a los profesionistas y a los docentes que nuestro sociedad requiere”.

Al mismo tiempo, Juan Antonio Echeagaray Becerra, destacó el apoyo incondicional que su familia le brindó durante su carrera como docente en la Universidad Autónoma de Nayarit: “yo creo que la familia es la que apoya y te impulsa para tus proyectos, cuando no cuentas con ellos es muy difícil lograr tus metas porque lamentablemente se ha perdido la esencia de la familia en nuestro sociedad, yo creo que la familia es la célula de una sociedad y cuando tienes conformada a tu familia te sirve para catapultarte a lograr los objetivos y los ideales de lo que tú en la vida te señalas”.

Enseguida, Juan Antonio Echeagaray Becerra envió un mensaje de motivación a los jóvenes que cursan la carrera de derecho: “únicamente decirles que ya quienes están mejor preparados en la vida son los que pueden sobresalir, yo se los he dicho en el aula; la mediocridad es tránsitar entre el montón, siempre hay que tener la característica del deseo de superación y el deseo de superación no solo es a través de esfuerzos, sino a través de la preparación, de la educación constante continua, y sobre todo que esa preparación la pongas al servicio de la universidad y de tu sociedad”.

Al referirse a la Universidad Autónoma de Nayarit, Juan Antonio Echeagaray Becerra aseveró que él siente un gran cariño por la máxima casa de estudios del estado de Nayarit: “mi cariño irrestricto, mi cariño total hacia la Universidad Autónoma de Nayarit, que insisto, me permitió ser y llegar hasta estos finales de mi vida”.

Antes de concluir la entrevista, Echeagaray Becerra pidió a todos los universitarios hacer algo por la UAN: “únicamente pedirle a todos los universitarios que por aquí hemos transitado, que hagamos algo por nuestra universidad, yo creo que todos podemos aportar desde el momento inclusive cuando se creó la Universidad que la sociedad nayarita aportó pesitos, yo creo que los universitarios podamos aportar para poder sanear los problemas de la universidad, no económicamente, pero si buscando las alternativas de solución que pudieran darse en un gran contexto, en un gran aporte de la sociedad”.





Más de interés