Ni con gasolinazo detienen pérdidas

En 2017 ni siquiera los ingresos adicionales del gasolinazo evitaron que Petróleos Mexicanos registrara una pérdida neta de 74 por ciento.
27 DE FEBRERO, 2018

AGENCIA REFORMA

Cd. de México (27 febrero 2018).- A pesar de que los ingresos de Pemex crecieron 30 por ciento por el aumento en los combustibles, la petrolera registró una pérdida neta 74 por ciento mayor a la del 2016, pues ésta pasó de 191 mil 144 millones de pesos a 333 mil 354 millones, según reportó ayer a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Alfredo Álvarez, socio líder del sector energético de EY, explicó que el gasolinazo sí tuvo un efecto en las utilidades, pero que ese era uno de los problemas de la petrolera.

"Pemex importaba para perder dinero, ahorita ya está importando con ganancias, pero eso es nada más un pedacito comparado con lo demás que tiene", dijo en entrevista.

El experto señaló que la empresa del Estado debe enfocarse en resolver el problema de refinación, por ejemplo, a través de alianzas, para hacer ganancias en las refinerías.

Añadió que el tipo de cambio es otro de los factores que afectan los resultados de la petrolera.

En su reporte, Pemex explicó que las pérdidas aumentaron en 2017 debido a un incremento de 123 mil millones de pesos en impuestos y derechos.

Además de un alza de 19 por ciento en el costo financiero, derivada de un mayor endeudamiento y la apreciación del dólar frente al peso al cierre de 2017.

Sin embargo, mencionó que esto se vio parcialmente compensado por un incremento de 39 mil millones de pesos en el rendimiento de instrumentos financieros derivados.

"2017 fue un año de estabilización tanto en términos de precios de los hidrocarburos, como en las estrategias implementadas al interior de la compañía", señala la empresa en su reporte anual.

Pemex cerró el año pasado con una producción de un millón 948 mil barriles diarios de crudo, la cifra anual más baja desde que se tienen registros.

"La empresa estabilizará la producción de petróleo crudo de acuerdo con el actual Plan de Negocios", indica Carlos Treviño, director general de Pemex, en el documento.

Pierde franquicias, pero sigue vendiendo

El año pasado, Pemex sumó 11 mil 586 estaciones de servicio con su marca, 290 menos que en 2016.

Álvarez expuso que si bien Pemex ha perdido presencia como franquicia, le sigue vendiendo combustibles a la gran mayoría de las nuevas marcas.

"Cuando ya estas compañías desarrollen su cadena de suministro y empiecen a traer sus gasolinas, ahí sí ya podrá empezar a afectarle".

Pemex detalló que abastece a 454 gasolineras que operan bajo una marca distinta a su franquicia.

Álvarez resaltó que ante la apertura del mercado, Pemex tiene que perder presencia.

"Pemex seguirá siendo un jugador relevante, preponderante, pero eso no quiere decir que no tenga que perder algunas gasolineras", añadió.

Más de interés