Mejora Moody's perspectivas de CFE y Pemex

12 DE ABRIL, 2018

Como consecuencia de una mejor perspectiva crediticia de la deuda soberana de México, la calificación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Pemex también tuvieron una mejora en su perspectiva, de negativa a estable, de acuerdo con Moody's.
AGENCIA REFORMA

Ciudad de México.- La agencia calificadora rectificó la nota de la CFE en Baa1 para la deuda senior quirografaria, lo que indica que se trata de obligaciones de grado intermedio con riesgo crediticio moderado.

En el caso de Pemex, la calificación se mantiene en Baa3, que también implica un grado intermedio y riesgo moderado, pero se ubica en el rango inferior de su categoría.

De acuerdo con la agencia, al ser empresas ligadas al Gobierno, su calificación y el cambio en la perspectiva toma en cuenta la calificación intrínseca del la empresa, la calificación de la deuda soberana de México y la dependencia de incumplimiento entre cada una de las empresas y el Gobierno.

Si bien el Gobierno mexicano no respalda de forma explicita las obligaciones financieras de estas empresas, Moody's considera que existe una alta probabilidad de apoyo del Gobierno debido a que se trata de una entidad de su propiedad.

Según señala el reporte de Moody's, el desempeño financiero de CFE mejoró en 2017, comparado con el resultado de 2016, lo cual estuvo impulsado por mejores ventas, recortes de costos y la transferencia realizada por el Gobierno, por un monto total de 65 mil 900 millones de pesos para compensar los subsidios en las tarifas.

Entre los escenarios que podrían provocar una baja en la nota están la baja de la calificación soberana de México, la reducción del apoyo implícito del Gobierno y la pérdida de su posición dominante en el mercado ocasionada por nuevos competidores, así como aumentos en su nivel de apalancamiento o menor capacidad para generar flujos de efectivo.

Para Pemex, la calificación y perspectiva actual reflejan que el perfil de esta empresa continuará débil.

Mayores preocupaciones sobre la liquidez, incremento en el apalancamiento y el deterioro de la producción podrían derivar en una menor calificación para la petrolera.

Para considerar una mejora, la empresa deberá mejorar su posición de liquidez, asó como reducir la deuda e incrementar la retención de flujos de efectivo.

De acuerdo con la calificadora, a pesar de haber ganado bloques en las subastas recientes y subcontratar activos, las asociaciones estratégicas se materializarán en beneficios gradualmente.


Más de interés